Policía recupera a niño secuestrado en hospital de Managua

El corazón de Marianela Flores, mamá del bebé desaparecido del Hospital Alemán Nicaragüense, saltó de alegría y las lágrimas rodaron por sus mejillas de felicidad al conocer la noticia de que su bebé había aparecido.

En la familia de Marianela Flores, mamá del bebé desaparecido del Hospital Alemán Nicaragüense, todo era felicidad este sábado. LA PRENSA/TOMADO DE EL 19 DIGITAL

El corazón de Marianela Flores, mamá del bebé desaparecido del Hospital Alemán Nicaragüense, saltó de alegría y las lágrimas rodaron por sus mejillas de felicidad al conocer la noticia de que su bebé había aparecido.

La Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) detuvo a Wanky Tanny Monge Altamirano, de 30 años, quien fue la supuesta raptora del recién nacido. También fueron detenidos Tupac Amaru Murillo, de 35 años, pareja de Wanky, y Julia Antonia Monge Altamirano, de 43 años, hermana de Wanky.

“Cuando nos presentamos a Auxilio Judicial nos dijeron que tuviéramos paciencia y fe, porque harían una prueba de ADN que dictaminaría si es o no el bebé”, dijo Flores.

La alegre madre dijo que cuando llegó el Ministerio de la Familia a su casa para darle la buena noticia no sabía qué hacer.

Flores estaba tan feliz que no sabía cómo expresar sus sentimientos.

“El Ministerio de la Familia nos dijo que tenían buenas noticias y que el examen había salido positivo; mi corazón casi se me sale y no hallaba qué hacer, porque corría para un lado y para otro, sentí una alegría que no sé cómo expresarlo”, indicó Flores.

BEBÉ ESTÁ EN OBSERVACIÓN

El bebé se encuentra en observación en el hospital de la Policía Nacional, Carlos Roberto Huembes, en Managua, debido a que presenta una leve anemia e infección en los pulmones, según Flores.
“No sé cuándo voy a salir con mi hijo, porque no me han dicho cuándo me lo darán de alta”, agregó.

Marianela Flores disfruta a su bebé después que la Policía Nacional y el Ministerio de la Familia se lo entregaron. LA PRENSA/CORTESÍA
Marianela Flores disfruta a su bebé después que la Policía Nacional y el Ministerio de la Familia se lo entregaron. LA PRENSA/CORTESÍA
LA SECUESTRADORA

Wanky Tanny Monge Altamirano (30) se encontraba sola con el bebé cuando llegaron a allanar la casa de habitación, ubicada en Villa Libertad.

En el momento que llegaron los oficiales la pareja de Wanky, de nombre Tupac Amaru Murillo, no se encontraba en la casa, ya que según la mamá de este, andaba trabajando.

“La vivienda estaba toda desordenada, las cosas estaban en el piso, la Policía rompió el candado del portón y la muchacha estaba sola con el niño”, expresó la madre de Tupac, quien se rehusó a responder más preguntas y pidió no ser identificada.

En su momento cuando se le preguntó a la señora sobre si sabía que su nuera estaba embarazada, ella afirmó a lo inmediato: “¡Claro!” Pero al cuestionarle si la había visto embarazada y si conocía la fecha del nacimiento del bebé, se limitó a decir: “Mire, no voy a seguir hablando, mejor esperemos las investigaciones, que es lo correcto”.

Asimismo dejó dicho que no creía que su hijo hubiese participado en el rapto del bebé.

bebé secuestrado, secuestro
Julia Monge Altamirano, enfermera del Hospital Alemán Nicaragüense, detenida por secuestro de un bebé. LA PRENSA/Deleana Hernández

 

¿QUÉ OPINA MADRE DE SECUESTRADORA?

Magdalena Altamirano, de 74 años, madre de la presunta secuestradora del bebé, manifestó que su hija había roto relación con ella, porque la familia no estaba de acuerdo con que Wanky mantuviera un amorío con Tupac Amaru Murillo, ya que no era una buena persona.

“No quiero saber nada de esto, porque son cosas que ella las hizo y se las buscó, ellos tienen que resolver”, dijo.

A eso de las 3:00 p.m. del 9 de julio, una patrulla de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) se presentó a la vivienda de Magdalena para llevarse detenida a Julia Monge Altamirano, quien es hermana de Wanky, y además es enfermera en el Hospital Alemán Nicaragüense.

Al momento de la detención vecinos expresaron que Julia se encontraba de subsidio desde hace un mes, debido a que le realizaron una operación en los riñones.

Según el comisionado Francisco Díaz, las acciones investigativas se basaban en entrevistas a los padres del bebé y en información detallada de las características de la raptora.

Se tomaron muestras de sangre a los padres de la criatura para la verificación de la paternidad por medio de ADN.

Se realizaron entrevistas al personas del Hospital Alemán Nicaragüense. Se publicó el relato hablado de la presunta raptora y este fue dirigido a todo el sistema policial del país para la búsqueda de información.

 

secuestradora de bebé
Agentes de la Policía llegaban a la casa de habitación de Julia Monge para trasladarla a Auxilio Judicial. LA PRENSA/D. HERNANDEZ