Caos en Turquía deja 265 muertos

Se registraron explosiones, disparos y combates aéreos entre fuerzas leales y simpatizantes golpistas, mientras los turcos atendían el llamado del presidente para salir a las calles.

Turquía

La Policía turca arrestó a varios soldados del Ejército en la plaza Taksim, en Estambul, Turquía, por participar en el intento de golpe de Estado. LA PRENSA/EFE

Miembros de las fuerzas militares de Turquía afirmaron este viernes 15 de julio que habían tomado control del país, pero funcionarios turcos aseguraron, la madrugada de este sábado, que el intento de golpe había sido repelido, en una noche violenta que dejó al menos 265 muertos, según el último balance.

Según los datos, 1,440 personas han resultado heridas, al menos 2,839 militares ha sido detenidos y decenas de soldados golpistas murieron en la intentona.

Se registraron explosiones, disparos y combates aéreos entre fuerzas leales y simpatizantes golpistas, mientras los turcos atendían el llamado del presidente para salir a las calles para mostrar su apoyo al Gobierno.

Lea también: Al menos 6 civiles muertos y unos 100 heridos en Estambul

El presidente Recep Tayyip Erdogan dijo en entrevista con CNN que la acción militar era “un intento de levantamiento por una minoría dentro de nuestras fuerzas armadas”. Su despacho se negó a revelar su ubicación y solo dijo que estaba en un lugar seguro.

CAOS COMENZÓ LA NOCHE DEL VIERNES

El caos corona un período de agitación política en Turquía de la que se culpa al gobierno cada vez más autoritario de Erdogan y que ha incluido una reorganización del gabinete, represión contra disidentes y la prensa opositora y la renovación del conflicto con las zonas kurdas del sureste.

El intento de golpe comenzó el viernes en la noche, con un comunicado del ejército que decía que había tomado el control “para reinstaurar el orden constitucional, la democracia, los derechos humanos y las libertades”. Pero el ejército no parecía estar unido hacia ese fin y los altos comandantes usaron la televisión para condenar el intento golpista y ordenar a las tropas que se replegaran a sus barracas.

“Aquellos que están intentando un golpe fracasarán. Nuestro pueblo debe saber que superaremos esto”, dijo el general Zekai Aksakalli, el comandante de las fuerzas militares especiales, en entrevista telefónica con el canal privado NTV.

JETS CAZA CONTRA HELICÓPTEROS

La agencia noticiosa estatal Anadolu dijo que jets caza bajo control de las fuerzas leales volaban sobre la capital para atacar a los helicópteros tripulados por simpatizantes de los golpistas.

La cadena privada de televisión NTV informó que un helicóptero fue derribado. Para este sábado por la mañana, Nuh Yilmaz, portavoz de Inteligencia Nacional de Turquía, dijo a CNN que el golpe había sido aplastado y que aún había pequeños grupos activos. Durante los combates 17 policías murieron en un ataque con helicóptero contra los cuarteles de las fuerzas especiales en las afueras de Ankara, dijo Anadolu.

OPOSITOR CONDENA “INTERVENCIÓN MILITAR”

El movimiento del imán turco Fetullah Gulen, enemigo jurado del presidente Recep Tayyip Erdogan y quien se encuentra exiliado en Estados Unidos, condenó el viernes “cualquier intervención militar” en Turquía, donde un golpe de Estado está en curso.

“Condenamos cualquier intervención militar en los asuntos internos de Turquía”, escribió en un comunicado el movimiento Alliance for Shared Values. El presidente Erdogan había afirmado que el golpe era un “levantamiento en el que también participa el Estado paralelo”, en alusión al predicador Gulen.

Quien una vez fue aliado del presidente turco y dirige desde Estados Unidos una influyente red de escuelas, de ONG y empresas bajo el nombre de Hizmet (servicio en turco), se transformó en enemigo de Erdogan tras un escándalo de corrupción a fines de 2013 en el que estaban implicadas varias personas cercanas al presidente turco.

Desde entonces el jefe de Estado turco acusa al imán de haber puesto en marcha un “Estado paralelo” con el fin de derrocarlo, lo cual niegan los seguidores de Gulen. La “Alianza” de Gulen recordó que el predicador y sus seguidores siempre han “demostrado su compromiso a favor de la paz y de la democracia”.

“Los comentarios de los círculos pro Erdogan respecto del movimiento son sumamente irresponsables”, afirmó la Alianza.

ONU SE PRONUNCIA

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo este viernes que la “interferencia militar en los asuntos de cualquier Estado es inaceptable”, tras el intento de golpe en Turquía, aún en desarrollo. Un grupo insurrecto del ejército turco anunció haber tomado el poder, mientras el presidente Recep Tayyip Erdogan afirmó que se trata de un intento destinado al fracaso. “Será crucial afirmar rápida y pacíficamente el poder civil y el orden constitucional en conformidad con los principios democráticos”, señaló además Ban.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: