Exguerrillera sandinista: días de Ortega están terminando

"Hoy es un buen día para recordarle a Ortega que su régimen corrupto y vendepatria está terminando", dijo en público Dora María Téllez.

Dora María Téllez, dirigente MRS. LA PRENSA/Uriel Molina

Dora María Téllez, dirigente MRS. LA PRENSA/Uriel MolinaLA PRENSA/ M. CALERO

La exguerrillera y exministra sandinista Dora María Téllez opinó este domingo que los días en el poder del presidente y candidato a la reelección en las elecciones de noviembre, Daniel Ortega, «están terminando».

«Hoy que conmemoramos el momento en que salió del poder el último de los Somoza, es un buen día para recordarle a Ortega que los días de su régimen corrupto y vendepatria, están terminando», escribió en un pronunciamiento público Téllez.

La exguerrillera estuvo el 22 de agosto de 1978 en el comando sandinista que tomó por asalto el Palacio Nacional e hizo rehenes a los legisladores afines al expresidente y dictador Anastasio Somoza Debayle, derrocado hace 37 años.

El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) celebró este domingo el 37 aniversario de la huida de Nicaragua de Somoza Debayle con actividades recreativas en los diferentes municipios del país.

Según Téllez, fundadora del disidente Movimiento Renovador Sandinista (MRS), sin personalidad jurídica, «los nicaragüenses sabremos ponerlo en su lugar (a Ortega) y establecer la democracia, la justicia, la honradez».

«Ortega ha traicionado la sangre de los caídos, mancillado su memoria, vendido los ideales por los que lucharon miles de combatientes. Se ha enriquecido mientras los excombatientes y retirados del Ejército están pasando penurias», señaló.

Sostuvo que Ortega «es dueño de riquezas mientras miles de jóvenes tienen que emigrar para buscar empleos y oportunidades».

«Ortega ha establecido un régimen que humilla a miles de nicaragüenses, que nos margina y nos confisca nuestros derechos», denunció.

Téllez recordó que la dictadura somocista cayó por la voluntad y la decisión de la mayoría del pueblo nicaragüense, «el mismo pueblo que se hará cargo de pasar a Ortega al basurero de la historia».

«Me enorgullece ahora, como entonces, estar del mismo lado de la vida. Luchando contra una dictadura», concluyó.

Los sandinistas celebran en Nicaragua los 17 de julio de cada año como el Día de la Alegría en ocasión de la huida del país de Somoza Debayle hace 37 años, dos días antes del triunfo de la revolución popular.

Los gobernantes sandinistas conmemorarán el próximo martes el 37 aniversario del derrocamiento de la dinastía dictatorial de los Somoza (1937-1979) con un acto masivo en la Plaza de la Fe Juan Pablo II, con Ortega a la cabeza.