Testigos ubican a acusado en lugar del crimen

Más de tres testigos ubican al acusado Pablo Gómez, en el lugar y la hora del crimen contra la universitaria Anielka Espinoza, en los cañaverales de Villa El Carmen

crimen

Entre los elementos de prueba propuestos por la Fiscalía contra Pablo Gómez están análisis de semen, sangre, tejido humano encontrado en las uñas de la víctima, así como un exudado vaginal, que coinciden con el perfil genético, en un 99.9 por ciento, del acusado. LA PRENSA/R. FONSECA

Más de tres testigos ubican al acusado Pablo Gómez, en el lugar y la hora del crimen contra la universitaria Anielka Espinoza, en los cañaverales de Villa El Carmen, jurisdicción de San Rafael del Sur, según prueba presentada ayer por la fiscal Eyra Jirón, quien lleva el caso.

“Rolando Rodríguez, iba a traer su caballo cuando observó en uno de los callejones del cañaveral al acusado, quien simulaba hablar por teléfono. Momentos antes aseguró el testigo haber escuchado tres gritos desgarradores de mujer”, dijo la fiscal Jirón.

Los testigos Engel González y Johana Obando vieron salir del callejón del cañaveral al procesado Pablo Gómez quien simulaba hablar por teléfono y se tapaba el rostro con la mano izquierda, pero logran apreciar sus características generales y color de ropa. “Se dirigía rumbo al río de la comarca”, dijo la fiscal.

VENDIÓ CELULARES DE VÍCTIMAS

Además de esos testigos, Fiscalía ofreció a otros que compraron los tres celulares que el procesado presuntamente le robo a la víctima después de violarla y dejarla morir desangrada en los cañaverales el pasado 6 de julio.

“La testigo Geylin Martínez, conocida como Aleska compró en C$ 500 uno de los celulares al acusado, mismo que pertenecía a la víctima. Cuando el acusado le mostró el celular vio en la pantalla la foto de la joven fallecida y esta le preguntó quién era porque se parecía mucho a la muchacha que estaba saliendo en la televisión, pero el acusado respondió que era una prima y que se apurara a darle el dinero porque los quería para irse a Honduras”, dijo la fiscal.

También hay otros testigos que ubican al procesado en la zona desde el 4 de julio, que andaba sin dinero, porque lo habían corrido del ingenio por que cortaba mal la caña.

Otras pruebas que implican directamente al acusado son las pruebas de ADN que coinciden con las muestras de piel encontradas en las uñas de la víctima y en el semen encontrado en el cuerpo de la ahora fallecida.

29 testigos ofreció ayer el Ministerio Público contra Pablo Enríque Gómez, acusado de asesinato, violación y robo agravado en perjuicio de la joven Anielka Espinoza en Villa El Carmen.

JUEZ MANTIENE PRISIÓN

L a causa fue ventilada en el Juzgado Tercero especializado en Violencia, ante el titular Edén Aguilar, quien después de escuchar los elementos de prueba del Ministerio Público admitió la prueba por que en su conjunto señala que el procesado Pablo Gómez puede ser el autor de ,os hechos señalados. Además mantuvo la prisión preventiva por tratarse de hechos graves.

Según la acusación, el día 6 de julio, a eso de las 12:30 del mediodía, el acusado hizo parada a la víctima, quien conducía una mototaxi (caponera) con la que prestaba servicio de transporte, cerca de la Distribuidora Iris Comercial, sobre la vía pública.

Este llevaba una bolsa de gabacha con una botella de cerveza y un mecate color naranja, con intenciones de asaltar a cualquier persona.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: