Vidaluz Meneses, revolución, cristianismo y poesía

De su segundo libro El aire que me llama (1982), el poeta Álvaro Urtecho escribió que en este poemario revela “el impacto de la revolución y la confronta con la difícil experiencia colectiva”, asimismo se sitúa como sujeto de la historia con una poesía de “drama y subjetividad”.

La poeta Vida Luz Meneses en la reunión de escritores y poetas de Centroamerica y Panamá en el Parque Japón, Managua. LA PRENSA / ARCHIVO

La poeta Vida Luz Meneses en la reunión de escritores y poetas de Centroamerica y Panamá en el Parque Japón, Managua, 2008. LA PRENSA / ARCHIVO

La poeta, bibliotecóloga y activista social Vidaluz Meneses Robleto falleció el pasado 27 de julio, a las 9:00 de la noche, confirmó su hija Karla Icaza. Asimismo agregó que hoy a las 2:00 p.m. habrá  una misa en la capilla de la Universidad Centroamericana y luego será el entierro.

Consternada por la muerte de su madre, quien en los últimos meses batalló contra un cáncer pero aferrada a la fe cristiana, Karla también agradeció de antemano todos los mensajes y oraciones por su madre, que ahora descansa en paz.  Estas expresiones de solidaridad y condolencias también se han realizado en el Facebook de Vidaluz.

Vidaluz Meneses junto a sus hijos y nietos al finalizar la presentación de su libro, Balada para Adelina.
Vidaluz Meneses junto a sus hijos y nietos al finalizar la presentación de su libro, Balada para Adelina el pasado viernes 3 de junio del 2016, en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica . LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

Meneses Robleto nació en Matagalpa un 28 de mayo de 1944. Hija del general de la Guardia Nacional,  Edmundo Meneses Cantarero, fue viceministra de Cultura a finales de los ochenta, bibliotecóloga, ensayista, activista cultural y social.

Su incursión en las letras las realiza en los años sesenta, donde figuran Michéle Najlis, Rosario Murillo, Gioconda Belli, Daisy  Zamora y Ana Ilse Gómez.

En sus memorias Vidaluz reconoce que sus primeras composiciones literarias se las debe a la maestra Lucidia Mantilla y a las monjas del Colegio de la Asunción, quienes la incentivaron a leer y escribir.

Con otras compañeras de clase fundó la Academia Literaria Azarías H. Pallais  y el periódico escolar Plus Ultra y comenzó a escribir su diario personal.

Se unió a poetas como Álvaro Gutiérrez, Leonel Calderón entre otros del grupo Presencia, de Diriamba. Luego se relacionó con  Ernesto Cardenal, Beltrán Morales, Fernando Gordillo, Julio Cabrales y Francisco de Asís Fernández.

POÉTICA

También se interesó por la poesía norteamericana de Emily Dickinson, Walt Whitman; Edgar Alan Poe y las traducciones que realizaron José Coronel Urtecho y Ernesto Cardenal, según sus memorias.

Pablo Antonio Cuadra le publicó su primer poema Pájaros grises, en LA PRENSA Literaria, los versos hablan de una decepción de amorosa y lo firmó como Vime.

Se da a conocer por su primer libro Llama guardada (1974), este fue traducido al inglés bajo el título, Flame in the Air, en 2013, traducido por María Roof y premiado por International Latino Book Awards.

De su segundo libro El aire que me llama (1982), el poeta Álvaro Urtecho escribió que en este poemario revela “el impacto de la revolución y la confronta con la difícil experiencia colectiva”, asimismo se sitúa como sujeto de la historia con una poesía de “drama y subjetividad”.

Durante los años ochenta  se crea el Ministerio de Cultura y promueve el desarrollo de bibliotecas en el país. A finales de este intenso y conflictivo período social y cultural llega a ocupar el cargo de viceministra.

En 1991 reúne sus versos en el libro Llama en el aire-Antología Poética (1974-1990); y en 2006 la selección de poesía, Sonreír cuando los ojos están serios. Junto con Juan Carlos Vílchez, compilan la antología, Nicaragua en las redes de la poesía, 2008.

Los poemas de Vidaluz han sido publicados en numerosas revistas y espacios literarios del país y traducidos al inglés, alemán, italiano, francés, portugués y noruego.

NARRATIVA

En sus años de juventud y madurez literaria, Vidaluz contaba que leía novelas y biografías de escritores con tendencias sociales o dramáticos como Vladimir Mayakovski, Pablo Neruda, Rosario Castellanos, Frida Kalho, Tina Modotti,  Virginia Woolf y Elena Poniatovska.

Además de bibliotecaria fue secretaria de la Facultad de Derecho de la Universidad Centroamericana, impartió clases en la Facultad de Artes y Letras de esa universidad.

En 1978 elabora la Guía temática y analítica de los escritos a máquina de Pablo Antonio Cuadra; y en 1995 la selección antológica de cuentos, Literatura para niños en Nicaragua.

TESTIMONIO CULTURAL

En la década reciente detuvo su mirada en su propia historia cultural y reflexionó sobre la situación del país, así sale a luz La lucha es el más alto de los cantos (testimonio cultural-2006), y el ensayo crítico, Nicaragua: Un país donde los muertos pesan, 2007.

Recibió homenaje del Festival Internacional de Poesía de Granada en las charlas de El autor y su obra en el 2010.

LAPRENSA/ARNULFOAGÜEROBALADA PARA ADELINA

En más de un ocasión la poeta y activista Vidaluz Meneses Robleto dijo que “no podía separar la revolución, la fe y la poesía, porque el centro de todo es el amor”. Su último libro Balada para Adelina recoge parte de sus memorias y sentir.

“Me dormía con los cuentos de la tía Adelina y me despertaba bajo la cariñosa mirada de ojos verdes de la tía Pastora”, confesó la poeta durante el homenaje El autor y su obra que el Festival Internacional de Poesía de Granada le rindió en 2010.

“Rezaba por todas las causas justas del mundo y por las ánimas del Purgatorio a quienes mis tías (Adelina Valle, Elvira y  Victoria) sacaban de pena cada año en la Cuaresma, entrando y saliendo del Templo en un rito simbólico. Quise ser querubín, me gustaba sentirme elegida”, revelaba la poeta en cuanto al origen de su fe.

Managua, Nicaragua.13/Marzo/2014: El Embajador de Francia Antoine Joly Condecora a la poeta Vidaluz Meneses en la alinaza francesa. Jorge Torres/ LA PRENSA.
El Embajador de Francia Antoine Joly condecora en el 2014 a la poeta Vidaluz Meneses. LAPRENSA/Jorge Torres

Vidaluz recibió numerosas distinciones por su amplio trabajo cultural, entre ellas la Orden de la Legión de Honor en el grado de Caballero que le entregó el Gobierno de Francia.

Fue una de las fundadoras de la Asociación Nicaragüense de Escritoras (Anide), coordinadora de Red Nicaragüense de Escritoras y Escritores (Renies); y miembro del PEN Internacional, capítulo Nicaragua.

NOTAS DE DUELO

Varias organizaciones culturales y políticas han expresado su sentir ante el fallecimiento de la escritora; entre ellos el PEN Nicaragua, del cual Vidaluz Meneses fue fundadora, en la que expresan: “Ella siempre fue una activa y sabia miembro de la directiva de PEN y sus ideas ayudaron a que esta agrupación creciera y se insertara en la sociedad nicaragüense… nos comprometemos a mantener vivo su espíritu y su legado, fortaleciendo esta organización y su lucha por las libertades y la dignidad del oficio de la escritura en todas partes del mundo”.

Al igual el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica, la Asociación Nicaragüense de Escritoras, de la cual fue fundadora, el Movimiento Renovador Sandinista, Festival Internacional de Poesía de Granada y Centro Nicaragüense de Escritores, entre otros, lamentaron su partida y extendieron su pesar a  sus hijos, nietos y sus amistades.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: