Vidaluz Meneses, revolución, cristianismo y poesía

De su segundo libro El aire que me llama (1982), el poeta Álvaro Urtecho escribió que en este poemario revela “el impacto de la revolución y la confronta con la difícil experiencia colectiva”, asimismo se sitúa como sujeto de la historia con una poesía de “drama y subjetividad”.