Inversión en educación casi no crece

En los últimos cinco años, la inversión en educación como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), apenas creció 1.01 por ciento en Nicaragua

inversión en educación

En los últimos cinco años, la inversión en educación como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), apenas creció 1.01 por ciento en Nicaragua o dicho de otra manera, la inversión en educación como porcentaje del PIB creció en promedio 0.2 por ciento anual a partir del 2012, según los Informes de Liquidación Presupuestaria analizados por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).

Alex Bonilla, investigador y especialista en educación del Ieepp, explica que la inversión en educación se debe aumentar “seriamente” en los próximos años para que el país consiga cumplir con las nuevas metas de la Educación para Todos (EPT) que —entre otras cosas— plantea que los países deben invertir por lo menos el seis por ciento de su PIB en educación al 2030.

Lea también: Inversión educativa prioriza universidades.

Esta nueva agenda 2015-2030 fue aprobada en mayo pasado en Corea del Sur y contiene las metas escolares que van desde impulsar la educación inicial hasta conseguir la calificación de los maestros para el mejoramiento de la calidad escolar.

Por eso, Yadira Rocha, delegada en América Latina y El Caribe de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (Clade), dice que el hecho de que el país no destine suficientes fondos para la educación es una “alerta” no solo para el Ministerio de Educación (Mined).

SE INVIERTE MUY POCO

“Es una alerta porque se está invirtiendo muy poco para lo que se está esperando de este país en desarrollo turístico, se apuesta a tener un país agro industrial, pero eso significa formación y si no se es coherente en lo que se está pensando para el país y lo que se está invirtiendo (en educación) estamos hablando en vano y no en una forma integral”, expone Rocha, quien participó en la firma de las nuevas metas educativas en Corea del Sur.

De seguir con estos incrementos, comenta Bonilla, el país no puede aspirar a mejorar su calidad educativa, pues los incrementos registrados en los presupuestos escolares desde 2012 como porcentaje del PIB no se encaminan hacia el cumplimiento de las nuevas metas educativas del mundo.

Pero además, ambos especialistas coinciden en que Nicaragua tiene la deuda de presentar una nueva Estrategia Nacional de la Educación para los próximos años, pues desde que culminó la estrategia educativa 2011-2015 no han presentado ni los resultados ni la continuidad de la misma.

LO QUE INCLUYE EL PORCENTAJE

Nicaragua destina actualmente el 4.72 por ciento de su PIB en educación básica y media, técnica profesional, superior y el Sistema Autonómico Regional (SEAR) que atiende la Costa Caribe del país.

Pero solo en educación básica y media —es decir, formación inicial, preescolar, primaria, secundaria y educación de adultos con habilitación laboral— se invierte el 3.37 por ciento del PIB, según el Ieepp.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: