Ganaderos quieren revertir daño ambiental

Por décadas se ha señalado a la agricultura como una de las actividades económicas que más aporta a la economía pero que también más daño causa al ambiente.

Ganado,

LA PRENSA/Manuel Esquivel/Archivo

Por décadas se ha señalado a la agricultura como una de las actividades económicas que más aporta a la economía pero que también más daño causa al ambiente. Finalmente el sector tomó conciencia del problema ambiental y comenzó a impulsar acciones para frenar ese daño y a la vez encaminarse hacia el aprovechamiento máximo del potencial que aún tiene el sector pecuario que es el cuarto de mayor importancia en el país.

“En el pasado se ha hablado mucho de la destrucción de los bosques pero ahora el trabajo que se está haciendo en diversas zonas ganaderas de Nicaragua muestra claramente sistemas sostenibles, que son la otra cara de la moneda de la ganadería, que en lugar de ser destructiva está proveyendo servicios tales como la conservación de la biodiversidad, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la captura de carbono y otros servicios”, sostiene Mohamed Ibrahin, director del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie).

Según el Catie este es el nuevo modelo de producción que se necesita para tener una ganadería responsable, contraria a la del pasado que destruía los bosques para meter a pastar el ganado y que eleva entre el 30 y 40 por ciento la producción del sector.

Los cambios que se han promovido para garantizar esta transformación tienen como eje principal “enfocarse en los sistemas silvopastoriles que integran recursos de árboles a la fincas para mejorar la productividad del pasto, proveer alimentación y sombra a los animales y a la vez conservar el ambiente”.

“Pero también hay otras buenas prácticas que se deben aplicar como la conservación del forraje y la conservación del agua para evitar los estragos de la sequía”, dice Ibrahin, quien participó como conferencista del VII Congreso Nacional Ganadero realizado recientemente en el país.

PortadaActivos05AgostWEB-01

Ampliar infografía aquí:
NO DESTRUIRÁN EL BOSQUE

Otra decisión tomada es que no se puede seguir reduciendo las áreas de bosques para desarrollar la actividad ganadera, “el enfoque que tiene el Catie no permite ampliar más áreas para la producción de carne y leche porque no tiene sentido seguir avanzando sobre los bosques. La idea es que la intensificación de la actividad ganadera se desarrolle en las áreas que ya utiliza la ganadería.

Como un primer paso la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan) se ha fijado la meta de frenar el despale provocado por la actividad pecuaria y promover la reforestación de las áreas dedicadas a pastizales.

La comisión le ha propuesto al Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) y el Instituto Nacional Forestal (Inafor) promover un programa nacional vinculado al financiamiento al sector ganadero que permita reforestar al menos el veinte por ciento de las áreas dañadas por la actividad ganadera, detalló el presidente de Conagan, René Blandón.

Otras medidas son instalar biodigestores para generar biogás, estos reducen el consumo de leña o combustibles fósiles y las emisiones; y usar la tierra de acuerdo a su vocación, para evitar más daño a los suelos, también frenan el daño ambiental.

Concretar estos cambios según Ibrahin es uno de los grandes retos del sector para elevar la productividad de la leche y la carne, cuya producción debe estar enfocada en un menor uso de agua y suelo y una menor emisión de gases.

Conflicto leche
LA VARIABILIDAD CLIMÁTICA

El Catie trabaja con el Sistema de Producción, Consumo y Comercio en el desarrollo de la promoción de tecnologías más apropiadas que protejan el ambiente y a la vez permitan aprovechar ese potencial de entre el 40 y 50 por ciento que aún tiene la ganadería.

Para Ibrahin otro de los grandes desafíos “que debe enfrentar Nicaragua para mejorar la producción animal y aprovechar ese potencial de crecimiento, es enfrentar la variabilidad climática y el cambio climático”.

Los períodos de sequía cada vez más frecuentes causan mucho estrés al hato por la falta de alimentos y de agua, eso reduce la producción e incluso causa alta mortalidad.

“Por tanto hay que desarrollar estrategias para manejar el riesgo de cambio climático y apoyar a los productores a compartir los riesgos del cambio climático con el fin de que puedan adquirir las tecnologías que les permitan adoptar los sistemas silvopastoriles, los de conservación de agua y forraje”, sostiene el director del Catie.

Y añade que el centro trabaja con un enfoque territorial que permite tener una visión amplia de cada finca en el contexto territorial para determinar dónde están ubicadas las zonas de recarga de agua, las áreas degradadas, los aspectos del tipo de suelo y en base a este enfoque territorial se promueve la participación local en la toma de decisiones para enfrentar el cambio climático.

carne

ASEGURAR EL MERCADO

Elevar la productividad de la producción de carne y leche permitiría aprovechar el incremento de la demanda del mercado mundial en el que el país ya ha demostrado que produce carne de excelente calidad, manifiesta el director del Catie.

No obstante, Ibrahin advierte que para garantizar la calidad de la leche es necesario mejorar la infraestructura y el transporte del producto.

Además, se deben resolver los diversos problemas de mercado que en los últimos meses enfrentan la carne, leche, quesos y derivados lácteos en diversos países admite Blandón.

Para el director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), Juan Sebastián Chamorro, el sector pecuario es el cuarto de mayor importancia en el país y su desempeño en los últimos cinco años ha sido frenado por problemas de mercado pero también por una menor disponibilidad de ganado.
Por tanto hay que trabajar en la productividad, pero también en el tema comercial.

“El potencial está ahí, el mercado mundial estará en crecimiento en los próximos treinta años y los problemas actuales de la leche y la carne se van a ir resolviendo, aunque eso tome su tiempo”, asegura Chamorro.

Añade que los impasses comerciales siempre van a estar presentes porque son parte de los intereses creados que tratan de imponer acciones proteccionistas que no son justificables pero que siempre ocurren.

Retomando la experiencia de Uruguay, Chamorro aconseja crear un instituto de la carne que promueva la colocación de la carne en el mercado mundial. Sería una entidad público-privada que promocionaría el producto bajo una marca país, lo que facilitaría la promoción del producto.

Establecen alianza

Teniendo en cuenta que Nicaragua es considerada como el país centroamericano con mayor potencial para el desarrollo pecuario, en el marco del VII Congreso Nacional Ganadero realizado recientemente, la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan) y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie) firmaron un convenio de cooperación para promover alternativas que permitan reconvertir las fincas hacia una ganadería más intensiva, competitiva y adaptada ante las diversas vulnerabilidades que provoca el cambio climático.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: