Pequeñas y medianas empresas no pueden huir de la tecnología

Para mantenerse en el mercado las empresas pequeñas deben usar las herramientas que ofrece la tecnología, coinciden especialistas.

Pequeñas y medianas empresas no pueden huir de la tecnología.

Para mantenerse en el mercado las empresas pequeñas deben usar las herramientas que ofrece la tecnología, coinciden especialistas.

Según el costarricense especialista en tendencias y nuevas tecnologías, Danilo Montero, “iniciamos por aclarar que la tecnología como se entendía hace muchos años era un equipo, una laptop, una computadora y eso ha ido cambiando; hoy en día la tecnología se tiene que entender de manera más amplia, redes sociales, dispositivos móviles”.

Montero, quien estuvo en el país como panelista en la VIII Conferencia Centroamericana y del Caribe de Microfinanzas, destaca a la conexión a internet como la principal herramienta para “acceder a soluciones muchísimo más rápidas y muchísimo más baratas, entonces eso hace que la tecnología hoy en día no sea un privilegio de las grandes corporaciones”.

ACORTAR DISTANCIAS Y HACER MÁS CON MENOS

El director de inclusión financiera del grupo Bancolom, de Colombia, resalta el impacto que ha tenido en el ámbito financiero la tecnología, para llegar a poblaciones alejadas, lo que podría replicarse por otro tipo de negocios.

“Al invertir en tecnología obtienen uno de los grandes valores que se llama escalabilidad, es decir, para poder llegar a poblaciones donde es bien difícil el acceso a la tecnología; es eso lo que les permite ser disruptivos y poder llegar con mayor facilidad a esas comunidades”.

Manuel Matallana, de Hewlett Packard Centroamérica y Venezuela, opina que las empresas deberían transformar el área de tecnología en una área más estratégica y no sencillamente de soporte.

Matallana, quien participó en la reciente Sesión Estratégica, de la primera edición de Data Center Expo Nicaragua 2016, destaca que el uso de tecnología no es exclusivo para las grandes empresas y recomendó a los pequeños negocios seguir una estrategia de tecnología híbrida.

Es decir, emplear tecnología local o propia, más servicios tecnológicos, como el uso de la nube. Esto “permite acceder desde costos muy bajos a soluciones de información que en el pasado era difícil de conseguir para compañías de escala menor”.

Sobre tecnología local se refiere, por ejemplo, a aplicaciones propias de las empresas, aunque alertó que si esos productos o servicios son de calidad limitada, afectará la reputación de la empresa.

A criterio de María Eugenia Lanzas, gerente de tecnología de Financiera Fundeser, los negocios cada día dependen más de su plataforma tecnológica y la disponibilidad de estos para prestar servicios ágiles y de calidad, minimizando el tiempo que invierten los clientes: «ellos atesoran principalmente la cercanía, calidad del servicio y el tiempo que invierten en realizar sus gestiones».

Lanzas destaca que hay soluciones tecnológicas de todo tipo, «la viabilidad dependerá de la naturaleza de la empresa y el objetivo que quiera conseguir, no hay una receta única para todas las empresas».

La principal ventaja de usar tecnología, según Manuel Matallana, es “hacer más con menos”, aunque aclara que esto no significa que al adquirir tecnología se va a prescindir del recurso humano.

“No es que yo diga ‘tengo seis personas en mi equipo y ahora solo voy a requerir una’, no, es que las habilidades de las seis personas que tengo tienen que cambiar, esas seis personas no deben estar en un tema operativo de mis plataformas, sino generando valor, construyendo servicios”, afirma.

En esto concuerda Lanzas, quien asegura que el uso de las tecnologías ha sido uno de los elementos principales de la globalización, por ende Nicaragua no es la excepción en tener disponible la tecnología a su alcance, sin embargo «lo que puede ser un elemento fundamental en este tema es el recurso humano que implementa, administra, gestiona y usa estas tecnologías».

 

GRAN AHORRO
Aunque varía entre cada empresa, usualmente el uso de la tecnología genera una reducción en los costos operativos desde un 30 hasta un 80 por ciento, dependiendo de la tecnología que se use, apuntó Manuel Matallana, de Hewlett Packard Centroamérica y Venezuela.

NO PERDER DE VISTA AL CLIENTE

Pero como toda inversión tiene ventajas y desventajas es importante tomar en cuenta algunos aspectos para estar conscientes de hasta dónde es necesario utilizarla.

Para Montero un error en el que se incurre es “pensar que la tecnología es lo importante, no. El cliente es importante, lo que las empresas necesitan entender es que las tecnologías están al servicio de los clientes. Hay empresarios que se enamoran de la tecnología y entonces se enamoran de la tableta, se enamoran de la laptop más moderna y se olvidan para qué era”.

El segundo error es pensar que se debe comprar lo último en tecnología que va saliendo al mercado. “Y entonces el presupuesto se va consumiendo en lo que yo llamo juguetes o jugueticos que entusiasman a la empresa, pero se pierde la perspectiva; quizás el riesgo más importante está asociado a suponer que la tecnología resuelve todos los problemas… no, la tecnología facilita la solución a muchos problemas, la tecnología es solo un vehículo para conducir el esfuerzo de seres humanos en favor de seres humanos”.

Los expertos en el uso de herramientas tecnológicas coinciden en que es de suma importancia que los creadores de las páginas web garanticen la creación de normas de seguridad para evitar que se clonen las cuentas, lo que se convertiría en una gran pérdida para la empresa, pues genera desconfianza de sus clientes y pone en riesgo la información personal suministrada, lo que a mediano plazo puede convertirse en su peor negocio.

«Las soluciones están en el mercado, solo aquellas empresas con visión y vocación de servicio a sus clientes están tomando las nuevas herramientas».
María Eugenia Lanzas, gerente de tecnología de Financiera Fundeser.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: