Conferencia Episcopal se reúne hoy

El obispo de Estelí, Abelardo Mata, dijo que si las elecciones nacionales fueran hoy, no votaría.

abelardo mata,

Monseñor Juan Abelardo Mata, obispo de la Diócesis de Estelí. LA PRENSA/J. FLORES

El obispo de Estelí, Abelardo Mata, dijo que si las elecciones nacionales fueran hoy, no votaría.

“Lo que va a haber es una asignación, por desgracia hay tremenda desconfianza en el proceso electoral y en los jueces, aún más que no solo está en la cabeza, sino que todo el sistema está permeado sin la capacidad de autodefinición de una oposición, porque no existe. Su egoísmo su terquedad, su falta de visión de nación los llevó a la atomización”, expresó el obispo de Estelí.

Mata espera que la Conferencia Episcopal se pronuncie con franqueza y sinceridad, porque el pueblo necesita ser iluminado.

“Espero que se hable con franqueza, sin palabras dulzonas, que se digan las cosas tal cual son, no importan las consecuencias, porque creo que el pueblo necesita ser iluminado… Es la responsabilidad de la Iglesia mantener la voz profética”, exhortó Mata.

¿SE PRONUNCIARÁN?

Los jerarcas católicos se reúnen hoy y, según una fuente episcopal, podrían dar a conocer un breve mensaje sobre el proceso electoral.

“Es urgente que la Iglesia se pronuncie, esperamos que no pase lo mismo con la carta de Cuaresma, que aún descansa en algún escritorio”, dijo la fuente jerárquica.

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, consideró recientemente que el actual proceso electoral es un desastre.

“Nicaragua es el país en el que se ven cosas que en ningún lugar del mundo se ven. Son elecciones con las mismas autoridades electorales que en otros casos han cometido fraudes, elecciones con las mismas autoridades electorales que en otras elecciones han dirigido elecciones plagadas de irregularidades”, denunció el prelado.

Los obispos pidieron al presidente inconstitucional Daniel Ortega en mayo de 2014, realizar reformas profundas al sistema electoral que garantizará transparencia en los comicios electorales. Ortega ignoró la sugerencia de los jerarcas católicos.