Informalidad: el cáncer de la construcción

La informalidad en la construcción no se limita a pequeñas o medianas empresas, sino que toca a empresas grandes, extranjeras y hasta al mismo Estado, señala el presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, Rodrigo Pereira, quien valora dicha condición como “un cáncer”, por la competencia desleal que implica.

La informalidad en la construcción no se limita a pequeñas o medianas empresas, sino que toca a empresas grandes, extranjeras y hasta al mismo Estado, señala el presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, Rodrigo Pereira, quien valora dicha condición como “un cáncer”, por la competencia desleal que implica.

El representante del sector afirmó que empresas locales y extranjeras incumplen los salarios establecidos en el convenio colectivo de la construcción, no pagan el salario mínimo establecido ni inscriben a sus trabajadores en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

“Todo lo hacen a través de algunos temas de subcontratación y realmente no están con los procedimientos legales de este país, contribuyendo al desarrollo”, dijo en declaraciones a LA PRENSA el mes pasado.

Hasta mayo pasado 33,009 trabajadores de la construcción estaban afiliados al INSS, según las estadísticas que publica el Banco Central de Nicaragua. Pero la Cámara estima que unos 100 mil trabajadores aún no tienen cobertura de la seguridad social.

El representante gremial lamenta que este “cáncer” impacta al país, al sector y a la competitividad de las empresas del sector que sí son formales. “Y lo hemos visto incluso con licitaciones públicas que han contratado a estas empresas, le han adjudicado los precios hasta con un 40 por ciento debajo de precio y lo que ha conllevado que algunas de estas obras se las han dejado abandonadas”, afirma.

¿Por qué la informalidad acecha tanto a este sector? Pereira lo relaciona con que es un sector donde se pagan de los salarios más altos, al menos en el rango mínimo.

A partir del 1 de septiembre, tras la ratificación del segundo ajuste del año al salario mínimo, la paga para el sector construcción será de 7,789.56 córdobas (unos 270 dólares). La paga mínima actual establecida por el Ministerio del Trabajo es de 7,454.13 córdobas, la misma que rige también para establecimientos financieros y seguros.

“Al ser uno de los salarios más altos, mucha empresa para poderse defender —pequeña y mediana— desgraciadamente cree que la forma de ser competitivo es trasladarse a la informalidad y al final la competencia no se trata de eso, de bajar costos, sino ser eficiente y productivo”, lamenta Pereira.

88%
de las empresas en Nicaragua son informales, según estima la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), sobre la base de la Encuesta de Empresas Sostenibles Nicaragua 2015.

GOBIERNO NO ESCUCHA

Un modo común de informalidad que opera en el sector construcción es que las empresas formales subcontratan a otras (supuestamente también formales), pero que no cumplen las obligaciones de ley con sus trabajadores.

Según Rodrigo Pereira, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, hace unos dos años enviaron una comunicación al Gobierno de Nicaragua, donde le proponen buscar de qué manera exigir la formalidad en el sector.

“Trabajar en conjunto Ministerio del Trabajo, los sindicatos y nuestra cámara para empezar a vigilar, visitar los proyectos de construcción, para ver si cada una de esas empresas está cumpliendo con las normas y normativas. Y no solamente en la parte de salarios, con el tema de seguridad e higiene ocupacional…”, menciona.

Dicha comunicación aún sigue sin tener respuesta.

El sector privado que subcontrata empresas debe ser exigente que la empresa que contrate cumpla con esos procedimientos. Esto es una cadena que afecta a todos, porque si esa empresa informal no cumple eso, jamás las personas que trabajan para esa empresa van a mejorar su calidad de vida”.
Rodrigo Pereira, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: