Honduras crea sistema de atención para casos de niños con microcefalia

El Gobierno de Honduras creó una "fuerza de tarea" para atender a los niños que han nacido con microcefalia en el país

microcefalia

LA PRENSA/ARCHIVO

El Gobierno de Honduras creó una «fuerza de tarea» para atender a los niños que han nacido con microcefalia en el país, donde las autoridades estiman que al cerrar este año los casos por esta enfermedad ascenderán a 340.

Así lo informaron este 22 de agosto en rueda de prensa el titular de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), Ricardo Cardona, y el viceministro de Salud, Francis Contreras.

La «fuerza de tarea» está integrada por el Ministerio de Salud y la Sedis, y su principal objetivo será dar «un abordaje social y de salud» a las familias de niños con microcefalia, dijo Cardona.

Enfatizó que el Gobierno hondureño está «alarmado» por el incremento de casos de niños que han nacido con microcefalia, 34 registrados este año, de los que uno tuvo como causa confirmada el virus del Zika.

Lea también: Honduras confirma muerte de bebé por microcefalia

«Es por ello que el Gobierno de la República ha decidido tomar una serie de medidas para abordar la problemática desde el punto de vista social y de salud», subrayó Cardona.

Entre esas medidas el Gobierno pretende realizar un censo para constatar los lugares y conocer la situación de las familias que tienen niños con microcefalia, señaló.

El alto cargo anunció que el próximo miércoles se entregarán las primeras casas a un número no precisado de madres que tienen hijos con microcefalia en el municipio de Orocuina, departamento sureño de Choluteca, limítrofe con Nicaragua, así como otros beneficios del programa oficial «Vida mejor», que aborda problemas sociales.

Explicó que también es necesario realizar un «abordaje comunitario para trabajar con organizaciones que se dedican al tratamiento y rehabilitación de la microcefalia», así como la colaboración de los alcaldes para favorecer a estas familias con viviendas.

El sistema de atención también incluye «la estrecha colaboración del programa Mejores Familias y Vida Mejor» para garantizar que estas puedan «vivir en condiciones dignas», explicó Cardona.

El viceministro de Salud dijo por su parte que las autoridades hondureñas están en alerta ante la posibilidad de que los casos de bebés nacidos con microcefalia continúen en aumento, y estimó que al cerrar el año pueden rondar los 340.

«En estos momentos se registran más de 30,000 personas afectadas por el zika, más de 600 mujeres embarazadas con la sospecha de zika, pero lo que más nos alarma es la proyección que podemos tener hasta 340 pacientes con microcefalia a final de año y 250 con Guillain-Barré», enfatizó.

Contreras reiteró su llamamiento a los hondureños a «redoblar» los esfuerzos para mantener aseadas las casas y eliminar los criaderos de zancudos para contrarrestar enfermedades como el dengue, el chikungunya y el zika, que son transmitidas por el mosquito Aedes aegypti.

«En período lluvioso la fumigación no es la medida más efectiva; la medida más efectiva continúa siendo la destrucción de los criaderos de zancudos. Hay que limpiar y tapar las pilas, hay que revisar que en nuestros patios no queden objetos que almacenen agua, no son medidas difíciles, no cuesta nada, hay que hacerlo porque las cifras son muy alarmantes», recalcó el alto funcionario.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: