Pipitos vigilantes ante aumento de microcefalia por zika

Autoridades sanitarias reportaron este viernes 26 de agosto el nacimiento de la primera bebé con microcefalia vinculada al virus del Zika en Nicaragua

zika en Nicaragua, microcefalia, zika

LA PRENSA/ ARCHIVO

Autoridades sanitarias reportaron este viernes 26 de agosto el nacimiento de la primera bebé con microcefalia vinculada al virus del Zika en el país, según Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

“Dio a luz la hermana que estaba embarazada y que en los exámenes, en los ultrasonidos, aparecía una bebé con microcefalia. Se confirmó”, dijo Murillo.

“La niña nació muy baja de peso, menos de 4 libras; microcefalia confirmada, y bueno, se están haciendo todos los estudios complementarios que se requieran y dándole seguimiento. La mamá estable, la bebé también”, dijo la primera dama.

Desde el pasado 9 de agosto la vocera gubernamental dijo que la madre era una muchacha de 25 años que, estando embarazada, a los cuatro meses acudió a una consulta privada porque tuvo fiebre y rash, pero el médico no le hizo pruebas.

Además detalló que el 15 de julio a la embarazada le realizaron un ultrasonido en una Empresa Médica Previsional y en la primera semana de agosto se confirmaron los datos de microcefalia en el Hospital Bertha Calderón, de Managua.

LA ENFERMEDAD

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a través de su página web, señala que la microcefalia puede presentarse como una condición aislada o asociada a otras que pueden ir desde convulsiones, dificultades para alimentarse, efectos sobre el desarrollo del niño, hasta el riesgo de vida del recién nacido.

“Es muy difícil conocer las consecuencias de la microcefalia en el momento del nacimiento, por lo cual requiere un seguimiento y valoración de los recién nacidos, con controles y evaluaciones posteriores. No existe un tratamiento específico para la microcefalia. Se centra en el seguimiento, promoción y maximización de las capacidades de los niños”, dice la OPS.

 

Le podría afirmar que de la población que nosotros atendemos el 1.6 por ciento que corresponde a esos niños ha tenido diagnóstico de microcefalia”. Marieliz Rodríguez, directora del Programa de Aprendizaje Familiar y Comunitario de Los Pipitos.

LOS PIPITOS

Por otro lado, alrededor de 132 niños afectados con microcefalia atiende anualmente en Nicaragua el Instituto Médico Pedagógico Los Pipitos (IMPP), dijo Marieliz Rodríguez, directora del Programa de Aprendizaje Familiar y comunitario de Los Pipitos.

Además señaló que algunas veces los menores con microcefalia padecen otras afectaciones congénitas, como el síndrome de Down.

También destacó que un niño con microcefalia puede tener una larga vida, aunque no la vaya a desarrollar por completo. Los menores pueden tener un llanto débil, sus pies y manos son rígidos o bien flácidos.

La funcionaria de Los Pipitos explicó que la microcefalia es una alteración del sistema nervioso central. La bóveda craneal debe crecer y expandirse a medida que el cerebro va creciendo. En el caso de la microcefalia el cerebro no crece, entonces el cráneo no aumenta de tamaño.

EL CEREBRO NO CRECE

Además expresó que las causas por las cuales el cerebro no crece obedecen a cuestiones genéticas o a procesos de malformaciones congénitas provocadas ya sea por infecciones o por sustancias que generan alteraciones durante el proceso de crecimiento del niño en el útero.

Señaló que al niño se le mide el perímetro craneal. El estándar es de entre 34 y 35 centímetros de diámetro a excepción con los prematuros, que puede ser un poco menos. En los primeros tres meses de vida del infante debe haber crecido la cabeza aproximadamente dos centímetros y si no crece, hay que someterlo a evaluaciones médicas.

¿ZIKA O DENGUE?

En Nicaragua el virus del Zika va en aumento. En lo que va del año se contabilizan 1,603 casos confirmados en el país.

No obstante, José Luis San Martín, asesor regional de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para el tema del dengue, dijo que el diagnóstico para zika y dengue representa grandes dificultades para la industria de reactivos, puesto que hay una reacción cruzada entre estos dos virus. Esto significa que puede haber una prueba que dé un resultado falso-positivo y a los médicos no les queda más que acudir al manejo clínico de los casos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: