Pocos usan su derecho por ley

Los nicaragüenses, con una antigüedad laboral mayor a siete años, pueden obtener un adelanto de sus prestaciones y comprar, construir o mejorar una vivienda.

Según Bayardo Arce, el principal problema para adquirir una vivienda es el pago de la prima. LA PRENSA/Archivo

Muy poco se usa el beneficio que por ley tienen los nicaragüenses con una antigüedad laboral mayor a siete años para obtener un adelanto de sus prestaciones y comprar, construir o mejorar una vivienda, coinciden el asesor económico presidencial, empresa privada y sindicatos.

La Ley 677, Ley Especial para el Fomento de la Construcción de Vivienda y de Acceso a la Vivienda de Interés Social, en su artículo 91 indica que “los trabajadores podrán solicitar el pago de adelanto parcial o total de su indemnización laboral por años de servicio, de conformidad a su liquidación final que haga el empleador”, ya sea para construcción de su vivienda; adquisición de la casa de habitación o del lote para edificarla, y hasta para liberación de gravámenes y para ampliaciones.

Bayardo Arce, asesor presidencial para asuntos económicos, atribuye el poco uso de este derecho al desconocimiento por la “mucha pereza desde los promotores de vivienda hasta el movimiento sindical que previmos para impulsar soluciones. Nosotros mismos tenemos establecidos en esa ley que los trabajadores formales pueden ocupar sus pasivos laborales, sus derechos, para adquirir viviendas es un recurso que muy poco se ha utilizado”, según dijo durante el acto de clausura del II Foro Centroamericano de Vivienda y Ciudad, la semana pasada.

Sin embargo, José Espinoza Navas, secretario general de la Confederación de Unidad Sindical (CUS), considera que el poco uso del beneficio por ley se debe a la “falta de compromiso de las empresas en hacer efectivo este derecho, al trabajador le dan su pasivo laboral hasta que lo despiden”.

Arce invitó a “ir a enseñar al trabajador que tiene derecho a ese acceso. Incluso en el presupuesto general presupuestamos siempre una suma, unos dos millones de dólares para los trabajadores de las instituciones (públicas)”.

Héctor Lacayo, presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), considera que “se debe iniciar una campaña de información entre el Estado y la empresa privada para que los asalariados gocen de este beneficio”.

¿QUIÉNES APLICAN?

No todos pueden hacer uso de este adelanto. Cada año un máximo del veinte por ciento del total de los trabajadores de una empresa puede usar el beneficio, a quienes no les podrán otorgar más de las dos terceras partes del total del monto solicitado, aclara la Ley 677. Además, para el otorgamiento del pago de la antigüedad laboral con fines habitacionales, el trabajador tiene que haber laborado por siete años consecutivos para la misma empresa, según el reglamento de la Ley.

No obstante, el empleador puede negarse a cumplir este beneficio cuando el trabajador solicite el pago con destino diferente a los contemplados en la presente Ley.

REQUISITOS PARA EL PAGO

En caso de la adquisición de una vivienda deben presentar al Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), copia de contrato compra-venta utilizado por la entidad financiera, aprobación del crédito, constancia de la empresa donde labora, y negativa de bienes.

Para los que pretenden realizar mejoras en su vivienda, tienen que mostrar en el Invur la copia del presupuesto de la obra, planos, y copia de la escritura del inmueble donde se ejecutará el proyecto.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: