Disfrazarse fomenta la creatividad de los niños

La psicóloga Elena Gállegos enfatiza que disfrazarse ayuda a que el niño o la niña descubran cómo perciben el entorno que les rodea.

Niños

Evite también burlarse de como le queda el disfraz, tengo por seguro que herir a sus sentimientos, mejor anímelo y exprésele lo bien que luce.

A la hora de disfrazarse la creatividad, imaginación y decisión propia fluyen con naturalidad en los niños. Esta situación no es negativa, al contrario es un beneficio para el desarrollo mental de estos, además de sentir placer por vestirse como su superheroe, bailarina, princesa o algún animal favorito.

Es una especie de juego el que el niño realiza a la hora de disfrazarse. El portal crecerfeliz.es explica que los niños se imaginan una historia con el disfraz que portan y así dan rienda suelta a la fantasía, espontaneidad y creatividad.

“En esta etapa, hasta los 6 años, en el mundo del niño reina la imaginación: se inventa compañeros de juego invisibles y disfruta creando personajes y situaciones. Se trata de una edad mágica, en la que el mundo real y el mundo imaginario todavía no están claramente diferenciados”, explica la psicóloga infantil Elena Gállegos en el artículo.

La especialista agrega que para los niños crear un mundo de fantasías es lo más natural y eso ayuda al equilibrio emocional de los pequeños.

Eso sí, todo tiene su límite. Es bueno que comparta con ellos esa aventura a disfrazarse y jugar con ellos, pero cuando es tiempo de parar hay que volver a la vida real.

“Siempre que no se pase todo el tiempo en ese universo fantasioso y que no lo viva de manera tan intensa que pierda por completo el sentido de la realidad”, manifiesta la psicóloga, quien agrega que al disfrazarse, los niños expresan sus sentimientos, como temores, alegrías y problemas.

ADMIRAR

La psicóloga Elena Gállegos enfatiza que disfrazarse ayuda a que el niño o la niña descubran cómo perciben el entorno que les rodea, por ejemplo, hay pequeños que gustan disfrazarse de médicos, bomberos y policías porque son personajes que admiran y ven en su comunidad.

Aunque hay otra niños que no gustan disfrazarse o bien le temen, más cuando este tiene máscara. Si esto pasa, no obligue a su pequeño a llevarlo porque “su fantasía puede intensificar sus temores y hacer que tarde más en superarlos”, indica el portal crecerfeliz.es

Evite también burlarse de como le queda el disfraz, tengo por seguro que herira sus sentimientos, mejor anímelo y exprésele lo bien que luce. Siempre hay que fomentar su autoestima.

MODELO: Isabella Guadalupe Collado Cerda.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: