Rousseff promete volver con «lucha»

Dilma Rousseff entró en la trinchera tan pronto recibió la confirmación de que había sido destituida de la presidencia de Brasil este miércoles.

Dilma,Brasil, Destitución

La expresidenta de Brazil Dilma Rousseff habla en el palacio presidencial de la Alvorada en Brasilia después de que fue despojado del poder. LA PRENSA/AFP

Dilma Rousseff entró en la trinchera tan pronto recibió la confirmación de que había sido destituida de la presidencia de Brasil este miércoles. «Volveremos» con «lucha», prometió combativa.

Con 61 votos contra 20, el Senado aprobó la destitución de Rousseff por irregularidades presupuestarias, que ella siempre negó.

«Acaban de tumbar la primera mujer presidenta de Brasil sin que haya cualquier justificación constitucional para el impeachment», lanzó en el discurso después del voto que acabó su mandato.

«61 senadores sustituyeron la voluntad expresada por 54.5 millones de votos (…). El Senado Federal tomó una decisión que entró para la historia de las grandes injusticias.

Los senadores que votaron por el impeachment escogieron rasgar la Constitución Federal, decidieron por la interrupción del mandato de una presidenta que no cometió crimen de responsabilidad, condenaron una inocente y consumaron un golpe parlamentario», añadió.

Lea también: Claves del juicio político de Dilma Rousseff

Rousseff fue informada poco después de la decisión, que se tomó al final de un proceso que desde hace nueve meses estremece a Brasil.

Después de aprobar su destitución, el Senado conservó los derechos políticos de la mandataria, por lo que Rousseff, si lo desea podrá presentarse a cargos políticos.

«Escuchen bien: ellos piensan que nos vencieron, pero están engañados. Sé que todos vamos a luchar. Habrá contra ellos la más firme, incansable y enérgica oposición que un gobierno golpista pueda tener», advirtió.

Si bien quedó habilitada para funciones públicas, Rousseff, que gobernó desde el 1 de enero de 2011 hasta este miércoles, no podrá optar al cargo de presidenta en 2018 porque ganó dos elecciones consecutivas.

«Esta historia no acaba así. Estoy segura que la interrupción de este proceso por el golpe de estado no es definitiva. Nosotros volveremos, volveremos para continuar nuestra jornada rumbo a un Brasil en que el pueblo es soberano», prometió.Proceso de destitución

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: