Suenan marimbas en Masaya por fallecimiento de Genaro Pavón

Las marimbas suenan una vez más en Masaya. Esta vez por el fallecimiento del maestro Genaro Pavón Contreras, autóctono del barrio indígena de Monimbó

Las marimbas suenan una vez más en Masaya. Esta vez por el fallecimiento del maestro Genaro Pavón Contreras, autóctono del barrio indígena de Monimbó.

Este suceso hizo que muchos marimbistas de esta ciudad le rindan un homenaje póstumo a este personaje, quien falleció el pasado miércoles y que se destacó por mantener este legado folclórico.

Y es que este talentoso músico falleció con “los bolillos en sus manos”, pues antes de morir, todavía había deleitado con sus sones en un acto que fue invitado. Su pasión por la marimba lo mantuvo hasta el último momento de su vida.

Pavón Contreras fue declarado hijo dilecto en 2015 por la Alcaldía de Masaya, además se destacó por representar a Nicaragua en diferentes encuentros internacionales, acompañado por sus hijos, quienes también heredaron este hermoso arte. Desde su niñez, se dedicó junto a su padre, a la elaboración de marimbas, la cual fue perfeccionando a medida que fue creciendo.

Según sus familiares, además de elaborar este instrumento y de ejecutarlo, también se aventuró a componer algunas piezas musicales que suenan en cada baile, como “El Bejuco” y “El Son de Genaro”, que los ejecutaba de forma muy centrada, dándole esa armonía al sonido, que hacía sacar la adrenalina de los bailantes.

Don Genaro falleció a la edad de 59 años, de causa natural, dejó la herencia musical y folclórica a sus hijos. Hoy en horas de la mañana las marimbas se preparan para darle el último adiós en el mercado de artesanías, en un evento sin precedente y por la tarde será enterrado en Monimbó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: