Cenidh: abandono y violencia en comunidades indígenas miskitas

La situación de violencia entre colonos y miskitos ha dejado un saldo sangriento en los dos últimos años, recuerda el Cenidh.

Comunidades indígenas

Los líderes indígenas expusieron al equipo del Cenidh que a la inseguridad, se suman los altos niveles de pobreza, la falta de trabajo, de alimentos y medicamentos a la unidad hospitalaria. LA PRENSA/ARCHIVO

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) urgió al Gobierno la aplicación de las medidas cautelares establecidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para 12 comunidades indígenas de Waspam, a fin de garantizar el respeto a los derechos humanos de los habitantes de esta zona. Así mismo asumir la solicitud de la CIDH de investigar “con debida diligencia” los hechos de violencia ocurridos en los territorios indígenas del Caribe Norte, para identificar y sancionar a los responsables.

El Cenidh indica que durante una visita de un equipo de ese organismo los líderes indígenas de Waspam expusieron el abandono existente por parte del Estado que se expresa en la inseguridad que sufren por la violencia extrema provocada por colonos contra de los indígenas miskitos y por la frecuencia de delitos comunes que quedan en impunidad. La situación de violencia entre colonos y miskitos ha dejado un saldo sangriento en los dos últimos años, recuerda el Cenidh.

Policía no funciona

El Cenidh recoge el testimonio de Aracely Pérez Zamora, de la comunidad de Clark, quien denunció la indiferencia de las autoridades policiales que no reciben sus denuncias dejándolos en desprotección y en consecuencia en impunidad.

Zamora señaló que la inseguridad la enfrentan no solo en las comunidades de Río Coco Arriba, sino también en el casco urbano donde los asaltos son frecuentes.

También la pobreza

Los líderes indígenas expusieron al equipo del Cenidh que a la inseguridad, se suman los altos niveles de pobreza, la falta de trabajo, de alimentos y medicamentos a la unidad hospitalaria.

Uno de los testimonios que registra el Cenidh es el de Orlando Mcleen, quien expuso que “aquí los únicos que trabajan son los profesores, los enfermeros y los pocos que trabajan en instituciones del gobierno, después de eso no hay nada, no hay más oportunidades”.

Lea: Indígenas del Caribe Norte de Nicaragua fijan plazo a colonos