LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

El Castillo 1962, Asilia Guillén. LAPRENSA/ARCHIVO

El Castillo 1962, Asilia Guillén. LAPRENSA/ARCHIVO

10 famosas pintoras del arte primitivista de Nicaragua

Conozca a las pintoras primitivistas que han dejado sus huellas en la historia del arte nicaragüense desde mediado del siglo XX.

Asilia Guillén La Bordadora

De oficio bordadora, Asilia Guillén (1887-1964) fue animada por Rodrigo Peñalba —director de la Escuela de Bellas Artes— a pintar escenas sobre Granada, rurales y domésticas.

Expuso en la bienal de Sao Pablo en 1956, en México y Washington y fue incluida en la Enciclopedia Mundial del Arte Ingenuo. “El incendio de Granada provocado por tropas americanas” es una de sus celebradas pinturas.

Paisaje con mujer cretense, 1940, Salvadora Enríquez de Noguera. LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

Paisaje con mujer cretense, 1940, Salvadora Enríquez de Noguera. LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

Salvador Enríquez de Noguera con temas domésticos

Fue una de las primeras mujeres en incursionar en el arte primitivista, descubierta en los años cuarenta por el poeta José Coronel Urtecho, pintó cuadros de temas domésticos y rurales.

Salvadora, una mujer chontaleña, vivió en San Carlos, Río San Juan, una paradisíaca zona pluvial y selvática fronteriza con Costa Rica, de caseríos nutridos y vida rural campesina.

Según notas del historiador Jorge Eduardo Arellano publicadas en el libro de la Pinacoteca del Banco Central, otras de las precursoras fueron María A. Duarte y Adela Vargas.

Madona del Caribe, 1978 June Beer. LAPRENSA/ARCHIVO
Madona del Caribe, 1978 June Beer. LAPRENSA/ARCHIVO

June Beer pintó la costa y sus paisajes

Sus obras rescatan y exaltan el imaginario afrocaribeño y de la mujer negra. June Beer (1933-1986) expuso su única muestra en 1970, también exhibió en colectivas en Estados Unidos, Japón, España y México.

Además están incluidas en valiosas colecciones de arte y aparecen publicadas en el libro La modernidad en la pintura nicaragüense, 1948-1990 y en libro de la Pinacoteca del Banco Central.

Pintura del paisaje nicaragüense, de Hilda Vogl. LAPRENSA/URIEL MOLINA
Pintura del paisaje nicaragüense, de Hilda Vogl. LAPRENSA/URIEL MOLINA
Hidalgo Vogl  proyecto de la vida del campo

Hildegard Vogl Montealegre (1930- 2005), conocida como Hilda Vogl, se inició en los años setenta. Pintó escenas de la vida rural de Nicaragua.

Su obra Nicaragua tierra adentro, participó en el Certamen Nacional de Pintura de 1987 y fue reconocida con el Primer Premio Pintura Primitivista Asilia Guillén. También pintó murales.

“Su trabajo es de mucha fineza, la figura y vivacidad en los colores”, dice Julie Aguirre. En 1999 la Comisión del Milenio del Banco del Café la nombró Ciudadano Notable del Siglo XX, por Matagalpa, su ciudad de origen.

Visitación, pintura de Olivia Silva. LAPRENSA/CORTESÍA/JULIE AGUIRRE
Visitación, pintura de Olivia Silva. LAPRENSA/CORTESÍA/JULIE AGUIRRE

Olivia Silva la pionera de Solentiname

Es una de las iniciadoras del primitivismo en la isla de Solentiname. Pertenece a la generación de mujeres pintoras de la isla, entre ellas sus hermanas Marina y Daysi Silva; sus hijas María, Gloria, Miriam y Nubia Guevara.

Pertenece a la generación de las pintoras Marina Ortega, Elba Jiménez, Elena Pineda, Rosa Pineda y Yelba Ubau.

“Se puede decir que Olivia es una de las pioneras con su familia en Solentiname”, valora Julie Aguirre.
Sus pinturas narran la vida de Solentiname en trazos ingenuos y con mucho color y alegría.

Frescura de Invierno- Marina Ortega. LAPRENSA/ARNULFO AGÜERO
Frescura de Invierno- Marina Ortega. LAPRENSA/ARNULFO AGÜERO

Marina Ortega buscó el detalle en la naturaleza

Destacada como una pintora de la isla de Solentiname, Granada, su primitivismo es detallista en su figuración y manejo del paisaje y sus árboles. Su arte ha sido publicado en muchas revistas y libros, y ha obtenido reconocimientos.

“Ver sus obras ingenuas y con muchos detalles, con sus animales y pájaros de las islas y colores me refresca la visión; ella es una de las iniciadoras del primitivismo en Solentiname”, comenta Julie Aguirre.

Paisaje de Solentiname,de Yelba Ubau Hernández.LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO
Paisaje de Solentiname,de Yelba Ubau Hernández.LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

Yelba Ubau pintora de los refugios silvestres

Nació en 1950 y es originaria del Refugio Silvestre Los Guatusos, en el Lago Cocibolca. Su entorno es retratado en sus pinturas de vegetaciones exuberantes en tonos verdes y azules, con garzas, lapas y otras aves exóticas.

Su obra Atardecer en el bosque fue incluida en el libro de la II Bienal de Cuenca, Ecuador. La obra titulada Selva virgen en el Festival Internacional del Anticuario, en Guatemala. Y Atardecer, en el primer libro Pintura primitivista nicaragüense.

Otras de sus pinturas han sido incluidas en Cuadernos No. 1 de la Plástica Nicaragüense, entre otras publicaciones.

Árbol con garza, pintura de Elena Pineda. LAPRENSA/CORTESIA/JULIE AGUIRRE
Árbol con garza, pintura de Elena Pineda. LAPRENSA/CORTESIA/JULIE AGUIRRE

Elena Pineda enfocó la lucha guerrillera

María Magdalena Pineda, conocida artísticamente como Elena Pineda, ha trabajado diversos temas, un cuadro de 1977 era una alusión a la lucha guerrillera, pero sus obras retratan el ambiente de las isletas, sus paisajes, árboles y la vida silvestre.

Pineda también promovió su arte y el de otras artistas en la Galería Solentiname que dirigió, asimismo en catálogos y libros de arte.

Frente a la iglesia, de Julie Aguirre. LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO
Frente a la iglesia, de Julie Aguirre. LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

Julie Aguirre la mujer es una de sus constantes

Pintora primitivista urbana, se inició a finales de los setenta. Participó en el Certamen Anual de Artes Plásticas (UNAP) de 1988 y recibió el Premio Asilia Guillén. Ha promovido este estilo de arte.

Los temas de sus pinturas son escenas de la vida barrios de Managua e interiores, y rostros de mujeres. Ha pintado murales. Fue directora de la Galería Praxis. Ha escrito reseñas de la pintura primitivista publicados en libros de arte, catálogos, revistas y diarios.

Boda, pintura primitivista de Olga Maradiaga.LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO
Boda, pintura primitivista de Olga Maradiaga.LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

Olga Maradiaga retratista de las tradiciones de León

Pintó murales en Alemania y Holanda. Originaria de Chinandega, pero desde hace más de 30 años radica en León, recibió talleres con Mariana Sansón e Hilda Vogl. “Ha retratado las tradiciones de León, como la gigantona, las procesiones de la Virgen del Hato y las griterías a María, entre otras”, dice Julie Aguirre.

En 1994 ganó el segundo lugar en un concurso de la Galería Faune, en Masaya y tres años después el primer lugar a nivel latinoamericano con la obra Reconciliación. En 2007 recibió la Orden Independencia Cultural Rubén Darío.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: