Roniel Raudes emocionado con premio recibido en Boston

Roniel Raudes pisó la grama del mítico Fenway Park por segundo año consecutivo. Se cree que en pocos años, el nica volverá ahí convertido en un bigleaguer.

Roniel Raudes entre los jugadores de las Menores de Boston que fueron premiados ayer en el Fenway Park. LA PRENSA/CORTESÍA J.FÉLIX LUZÓN

Roniel Raudes pisó la grama del mítico Fenway Park por segundo año consecutivo. En 2015 lanzó ahí en la final de la Liga de Novatos de la Costa del Golfo, ganando el juego del campeonato de su equipo y ayer  lo hizo para recibir el premio de Lanzador del Año de las Ligas Menores de los Medias Rojas.

Se cree que en pocos años, volverá ahí convertido en un bigleaguer.

“Mi sueño es jugar aquí en un futuro no muy lejano”, expresó Raudes desde Boston, despuér de recibir su reconocimiento, junto al cubano Yohan Moncada, quien fue elegido el Bateador del Año.

El prospecto granadino de tan solo 18 años de edad, sintió la drenalina de lo que representa la serie Boston-Yanquis, compartió con los jugadores de los Medias Rojas antes del partido y fue una inyección de motivación en su carrera.

“Esto es una locura. Estoy muy contento de estar aquí”, agregó Roniel, que viene de una familia beisbolera. Su tío, Julio Raudez, es el máximo ganador de nuestro beisbol y llegó a jugar hasta en Triple A con San Francisco, mientras que su tío abuelo, Diego, tiene el récord de ponches (20) en un partido y también fue lanzador estelar de nuestro beisbol.

Sin embargo, Raudes (con S porque así lo inscribieron) parece destinado a cosas más grandes.

“Sinceramente este es un momento especial en mi carrera y lo estoy disfrutando”, afirmó el prospecto mientras disfrutaba del partido entre los Yanquis y los Medias Rojas, quienes son los protagonistas de la mayor rivalidad en el beisbol y de la cual ya está siendo parte el nica.

En apenas dos años como profesional, Raudes ha superado cuatro categorías de las Ligas Menores y este año inició como el segundo pelotero más joven de la Southatlantic League (Clase A) y consiguió cifras llamativas que lo hicieron merecedor del premio que recibió ayer en Boston.

Ganó 11 juegos y perdió seis, con efectividad de 3.65 y 104 ponches en 113.1 entradas. Tiene una mezcla de talento, competitividad,  físico y mentalidad para hacer grandes cosas. Le aguarda un brillante futuro.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: