CSE no reporta dinero por cobro de cédulas

Este año el Consejo Supremo Electoral obtendrá 104.3 millones de córdobas (unos 3.6 millones de dólares) que no se conoce en qué se utilizarán.

CSE

El Consejo Supremo Electoral (CSE) obtendrá este año un ingreso de 104.3 millones de córdobas (unos 3.6 millones de dólares) por el cobro de la reposición y renovación de cédulas de identidad, según los cálculos del presupuesto anual de la institución.

Lo que se ha recaudado de ese fondo millonario en lo que va del año no ha sido transferido por las autoridades del CSE a la Tesorería del Ministerio de Hacienda, una práctica común de la entidad electoral en los últimos siete años, y que ha sido permitida por el Gobierno central.

Al menos en los informes de ejecución del Presupuesto General de la República 2016 de medio año y en la reforma presupuestaria, introducida por el Gobierno en la Asamblea Nacional, no aparece el reporte de los ingresos del poder electoral producto del cobro por la renovación y reposición de las cédulas.

Según los informes oficiales de Hacienda, el CSE es la única institución pública que no reporta sus rentas con destino específico —como se les conoce a los ingresos por cobros de servicios— a la Tesorería de Hacienda.

Eliseo Núñez, exdiputado, explicó que el Ministerio de Hacienda anualmente calcula un monto que proviene de los cobros por los servicios que prestan las diferentes entidades estatales que deben transferirse a las cuentas bancarias de ese ministerio.

En 2016 se estimó un monto de 1,430.7 millones de córdobas por las Rentas con Destino Específico.

“Si vos vas y hacés una gestión te das cuenta que todos los pagos al Estado van a una cuenta bancaria del Ministerio de Hacienda. En el caso del Consejo Supremo los pagos por la emisión de la cédula, de la partida de nacimiento o cualquier otro servicio se van a una cuenta bancaria del Consejo Supremo, y eso no permite saber cuánto con exactitud es el dinero que no reportan y, peor aún, no sabemos en qué se lo gastan”, explicó Núñez.

PAG

Millones del presupuesto

Las cédulas emitidas por primera vez son gratis, pero el ciudadano debe pagar 300 córdobas cuando se solicita porque se le dañó o perdió y necesita que se lo repongan el documento de identidad.

El poder electoral proyectó en su Presupuesto 2016 emitir 347,752 cédulas por reposición y por renovación. Al calcular por el precio del documento dan 104.3 millones de córdobas extrapresupuestarios, sobre los que las autoridades no rinden cuentas.

Esos fondos son adicionales a la partida de 1,344.75 millones de córdobas que se le aprobó al CSE recibir del Presupuesto General de la República, que incluye el gasto del programa de Cedulación (207 millones de córdobas) y el de las elecciones generales de noviembre (931 millones de córdobas).

Y en la reforma presupuestaria, Hacienda le aumentó al CSE 65.5 millones de córdobas, “para cubrir gastos adicionales de combustibles, viáticos, publicidad y capacitaciones” de los comicios, según el documento.

Núñes: es premio

Núñez, uno de los 28 diputados opositores destituidos por negarse a reconocer la autoridad de Pedro Reyes como presidente del PLI por un fallo judicial, refirió que cuando era miembro de la Comisión Económica de la Asamblea, se calculó que anualmente el CSE obtiene un fondo extrapresupuestario “de cinco millones de dólares por el cobro de la reposición y renovación de las cédulas, de la partida de nacimiento, rectificaciones, cambios de domicilio y otros servicios” .

Núñez criticó que Hacienda le permita al CSE manejar discrecionalmente los fondos extras, y además le incremente el presupuesto “cuando si se tienen gastos adicionales deberían cubrirlos con el dinero que obtienen por cobrar las cédulas”.

El exlegislador y abogado explicó que si bien las entidades públicas están obligadas a transferir a la Tesorería de Hacienda las Rentas con Destino Específico, conforme Ley de Administración Financiera y del Régimen Presupuestario, “existe una sentencia de la Corte Suprema en que se dice que los poderes del Estado no tienen esa obligación”.

“Ese dinero (por el cobro de la reposición y renovación de las cédulas) le meten la mano a la bolsa, es premiar con discrecionalidad y premiabilidad de la corrupción en la labor política que hace el Consejo Supremo Electoral”, sostuvo Núñez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: