CMB apoya la revancha entre Román González y Carlos Cuadras

Mauricio Sulaimán introducirá la propuesta la próxima semana ante la Junta de Gobierno del CMB y de ser aprobada de forma mayoritaria, el hombre que conduce el organismo más importante del boxeo mundial cree que el combate podría darse en los primeros meses del año 2017, considerando que lo inmediato en este momento es que ambos peleadores descansen.

Román González

Román González doblegó a Carlos Cuadras el 10 de septiembre. LA PRENSA/AFP

Una pelea de revancha, inmediata además, entre el tetracampeón mundial Román “Chocolatito” González y el destronado mexicano Carlos “El Príncipe” Cuadras, no es una idea disparatada en la cabeza del presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Mauricio Sulaimán, quien afirmó que una gran batalla merece tener una segunda parte. Y pronto.

Es por eso que Sulaimán introducirá la propuesta la próxima semana ante la Junta de Gobierno del CMB y de ser aprobada de forma mayoritaria, el hombre que conduce el organismo más importante del boxeo mundial cree que el combate podría darse en los primeros meses del año 2017, considerando que lo inmediato en este momento es que ambos peleadores descansen.

“Los dos están pidiendo la revancha. Es necesario darle al público lo que está esperando. Por decisión de todos se va a mandar a voto (la propuesta) y creo que se aprobará”, dijo Sulaimán a la cadena de noticias Univisión. “Me emocioné mucho de ver cómo dos peleadores se entregaron 12 rounds, mis respetos, dieron la pelea de su vida y la gente quiere ver una segunda”, indicó.

Gustó primer combate

Después de un combate trepidante, la noche del 10 de septiembre en el Forum de Inglewood, “Chocolatito” ganó su cuarto título mundial, a la vez cobró la mejor bolsa de su carrera —400 mil dólares— peleando como estelarista para HBO; con su arte y valentía rascó en los sentimientos del público norteamericano, pero Cuadras, quien resultó ser más duro de lo que se esperaba, aguantó en pie, lastimó el rostro del campeón y de inmediato reclamó la revancha.

Y Román dijo que se la daría en su momento y ese momento podría llegar más temprano que tarde, de acuerdo con lo expresado por Sulaimán. En días anteriores el mismo CMB ordenó para el nicaragüense una pelea mandatoria con el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, a quien Cuadras le había arrebatado el cinturón supermosca en 2015, pero tal posibilidad pierde fuerzas ahora.

Interesa

Una revancha Román vs. Cuadras representa más en términos de dinero y de espectáculo que una pelea mandatoria con el tailandés.

Mauricio Sulaimán prometió un “cinturón diamante” para el ganador de la revancha, Cuadras ya auguró un nocaut y “Chocolatito” prefiere no decir nada ahora, para luego hablar en el ring.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: