Saturnino Cerrato: “No estoy haciéndole el juego a Daniel Ortega”

En esta entrevista, Saturnino Cerrato confiesa que no tienen dinero para poner los fiscales que se necesitan en las más de 13 mil Juntas Receptoras de Votos.

Saturnino Cerrato, el pastor que quiere ser presidente. LA PRENSA/ARCHIVO

Saturnino Cerrato, el pastor que quiere ser presidente. LA PRENSA/ARCHIVO

En una amplia y calurosa casa del barrio Largaespada de Managua, que está estrenando como casa de campaña, el candidato presidencial de ALN, Saturnino Cerrato, recibe efusivamente a un equipo de LA PRENSA, ofrece sillas y comienza la entrevista.
Cerrato es pastor desde hace más de 40 años. Por 20 años dirigió las Asambleas de Dios, la organización protestante más grande del país.

En esta entrevista, el pastor Saturnino Cerrato confiesa que no tienen dinero para poner los fiscales que se necesitan en las más de 13 mil Juntas Receptoras de Votos, que está consciente del pasado político de ALN, que en 2011 vendió el tendido electoral al FSLN y que hasta antes de su llegada al partido la agrupación era un partido de papel, con sellos, pero sin estructuras.

Usted ha tenido una hoja de vida destacable, ¿no le da miedo enlodarse en esta elección?

Fíjate que no. Yo más bien siento que mi incursión en política desde ya viene sanando la política…

Otros evangélicos que han entrado a la política han perdido todo su prestigio…

Estoy consciente de eso, pero yo tengo una personalidad bien definida y tengo confianza en mis convicciones, en mi moralidad. Yo no voy a caer en excesos y en abusos en los que lastimosamente otros han caído.

¿Cómo creer en usted, reverendo? Es candidato de un partido que en 2011 le vendió el tendido electoral al FSLN.

Yo era parte de la Coalición y permanecí ahí hasta que la sentencia de la CSJ nos dejó en el aire a todos y luego continué en Ciudadanos por la Libertad hasta el momento que ellos deciden convertirse en partido político, entonces yo decidí rayar mi propio cuadro. Y estábamos en el aire; mes y medio después apareció la oportunidad con la casilla 9 de la ALN. Todo el antecedente que tú conoces yo también lo conozco… pero creímos que era una oportunidad para incursionar en este caso, oportunidad que no me la quiso dar el PLI y la Coalición porque prefirieron a don Fabio Gadea primero y al doctor Luis Callejas después y a mí me relegaron hasta una diputación en el quinto lugar… 16 días antes de la fecha tope para inscribir candidaturas apareció ALN con la oferta. Después de 3 reuniones acordamos trabajar y en 13 días logramos poner los 222 candidatos a diputados nacionales, parlacénicos, departamentales…

¿Los candidatos a diputados son de ALN o son gente que tiene un proyecto político con usted?

El 90 por ciento son de nosotros, del Partido de Restauración Democrática.

¿Por qué ALN cede tanto?

Bueno, en reconocimiento creo yo a que realmente el partido solo era membrete, no tenían ni organización ni gente, entonces ellos ceden todo, 90 por ciento o un poquito más.

¿Era un partido de papel?

Sí así es, de papel… Pero algo que me gustó del doctor Alejandro Mejía Ferreti (representante legal) fue que me dijo: “Reverendo, yo le autorizo a que se separe de la ALN, todo lo que le diga el periodismo o la gente del pasado de ALN, usted dígale, todo el pasado de ALN háblenlo con el doctor Mejía Ferreti y demás miembros de la Junta Directiva, de aquí en adelante es algo nuevo”.

¿Por qué va a unas elecciones que son consideradas una farsa?

En realidad si usted se fija no es tanta la gente que dice que son una farsa. Lastimosamente, los de la antigua Coalición son los promotores de eso, habiendo yo sido parte de todo ese esfuerzo. Y yo digo cuando éramos Coalición, íbamos en la casilla del PLI, estábamos dispuestos a ir hasta el final con estas mismas reglas, el mismo CSE, sin observación electoral, pero íbamos. Ahora como ya no van, se declaran que son pro no voto, llamándonos zancudos a los que vamos, cuando ellos serían parte de los zancudos si no le han quitado la personería jurídica. Me parece que hay falta de moral en esto.

Lea también: 7 razones de expertos para llamar farsa las elecciones en Nicaragua

El FSLN domina el CSE, ¿tiene algún plan para defender los votos?

Como esto comenzó 13 días antes de la fecha tope para presentar candidaturas, no tuvimos tiempo para prepararnos, organizativamente y financieramente, entonces nosotros estamos dispuestos a correr con todos los riesgos que sabemos que hay, consciente de que quien no arriesga un huevo jamás tiene un pollo, por un lado; por otro lado, estamos dispuestos a poner la mayor cantidad de fiscales que nos sea posible, porque también poner el ciento por ciento de los fiscales representa 139 mil dólares y no los tenemos. Pensamos en posibilidades, dividimos el 100 por ciento en cuatro y pensamos ¿podemos poner el 75 por ciento? No podemos, porque esto es otro tanto. ¿Podemos poner el 50 por ciento? No. ¿Podemos poner el 25? Tampoco podemos… lo mínimo que podemos poner es fiscales en el 10 por ciento de las JRV, pero para tener un panorama más amplio debemos tener un 25 por ciento, pero solo eso nos cuesta 35 mil dólares, entonces realmente es una tarea titánica en una sociedad que está intimidada y por eso no quiere invertir en un partido político.

¿Usted está consciente de que no tiene posibilidades de ganar?

Fíjate que no creo eso, yo creo más bien que tengo las mayores posibilidades de ganar que cualquier otro candidato. Es lo que creo y siento y como yo ando en los territorios tengo relación con la gente y tengo todo un equipo de gente que andamos en los territorios y andamos percibiendo el sentir del pueblo. Te digo lo siguiente, yo creo que las condiciones anímicas del pueblo nicaragüense están dadas igual que en 1990.

¿Por qué cree eso?

Por lo que veo, por lo que siento, por lo que me dice la gente. Las condiciones están dadas como en 1990 a excepción del Servicio Militar Obligatorio que en este tiempo no existe. La gente quiere cambios.

¿Reverendo, usted antes había recibido ofrecimientos de partidos políticos?

Sí. En el 2011 yo recibí la invitación de ALN como candidato a la Presidencia, recibí la invitación del FSLN como candidato a la Vicepresidencia.

¿No cree usted que participar en esta elección es hacerle el juego al Gobierno?

Debo dejar bien claro que yo, Saturnino Cerrato, no tengo amarres ni compromisos con nadie que me ate a no denunciar cualquier ilegalidad y soy independiente y eso le da calidad a mi candidatura. Yo soy coherente en mis posiciones y firme en mis convicciones. Yo no estoy haciéndole el juego a Ortega.

Pero usted va en un carro que mucha gente dice que está dañado.

Pero el carro lo estoy reparando yo, lo estamos reparando nosotros los del Partido de Restauración Democrática.

La educación

Saturnino Cerrato nació en El Rama, en el Caribe Sur, hace 65 años. Fue por 20 años superintendente de las Asambleas de Dios.
Dice que si gana la Presidencia hará énfasis en educación, invertiría en lo que él llama “educación integral”, que consiste en inyectarle calidad a la educación capacitando también a los profesores.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: