ANIA: Casas no cumplen normas

Aunque no hay estructura que no esté expuesta a daños, por actividades sísmicas, si se cumple con las normativas se pueden evitar afectaciones considerables en las mismas.

sismos

La casa de Francis Rivera, habitante del puente La Gateada, se le vino abajo con el sismo de 5.9 grados en la escala de Richter. LA PRENSA/E.LÓPEZ

A juicio del presidente de la Asociación Nicaragüense de Ingenieros y Arquitectos (ANIA), Carlos Fernández Sobalvarro, que las viviendas fácilmente se vayan abajo con sismos de 5.4 grados en la escala de Richter, como ocurrió el pasado miércoles en Mira Lago, evidencia que la mayoría de estas no cumplían con todas las exigencias establecidas en las normas constructivas del país y eran débiles.

Esta aseveración de Fernández Sobalvarro se refleja en las fotografías de una parte de las casas colapsadas: no había vigas intermedias ni vigas corona que reforzaran las estructuras.

“La realidad es que las técnicas de construcción están escritas, hay un reglamento Nacional de la Construcción, pero desgraciadamente las personas pobres no usan profesionales de la Ingeniería, no usan empresas que le asesoren, sino que hacen sus construcciones sin ningún tipo de control, las hacen lo más barato que pueden y eso está ocasionando que estas se vengan al suelo con temblores de no extrema magnitud”, sostuvo Fernández Sobalvarro.

Aunque no hay estructura que no esté expuesta a daños, por actividades sísmicas, si se cumple con las normativas se pueden evitar afectaciones considerables en las mismas y, asimismo, que sus moradores estén a salvo. Esta es una observación que hacen constantemente los ingenieros estructurales para exponer la importancia de construir a como se requiere, más en una zona altamente sísmica.

Aparte de las paredes que ceden ante los movimientos, los techos son otro aspecto que debe tomarse en cuenta. El presidente de ANIA puso como ejemplo los compuestos por teja. “Al estar húmedas por un aguacero fuerte que le está cayendo por tres días, se saturan a un grado que llegan a pesar tanto que se vienen encima de las personas que habitan la vivienda”.

Alcaldías son clave para mejorar situación

A raíz del sismo de 5.4 grados en la escala de Richter, ocurrido el 14 de septiembre pasado, el ingeniero estructural Walter Gómez sostuvo que una cantidad considerable de construcciones menores no cumplen con los diseños estructurales.

“Si ellos estuvieran bien conscientes de la realidad, de la necesidad de poder hacer buenas construcciones, lo harían, pero hay bastante desconocimiento al respecto”, añadió Gómez en ese entonces.

En esa entrevista con LA PRENSA, Gómez manifestó que por tal situación es necesario que las alcaldías destinaran a un grupo reducido de ingenieros para realizar diseños de casas y asesorar a los dueños a la hora de construir. En esto coincide el presidente de ANIA.

Informe preliminar de las instituciones

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, informó este jueves que de acuerdo con el Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (Inifom) y el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), 145 viviendas presentaban daños diversos.

De estas, 12 casas tenían dañadas tres de sus paredes, 26 con dos paredes y 11, paredes y techos.

La cifra resultó de una visita a La Paz de Cristo, Mira Lago, Martín Roque, Solidaridad, Patricia Argüello, La Fuente y Julio Fernando.

Estos números son preliminares y se espera que próximamente se presente el recuento final, luego de una visita a todas las zonas afectadas con el sismo de 5.4 grados en la escala de Richter, cuya localización fue al noreste del volcán Momotombo y su profundidad fue de 2.9 kilómetros.

Una persona falleció a causa de un infarto agudo del miocardio. Habitaba en Nagarote.