aquiles

Nacimiento y muerte del Sol

Los antiguos griegos imaginaban a Apolo, una de sus dos divinidades representativas del Sol, como un hermoso varón joven y barbilampiño que no envejecía y era inmortal.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: