Fernando Silva y su gran aporte literario a la lengua nicaragüense

“Fue un narrador completo, novelista, cuentista, y un gran poeta que logró crear, inventar y fijar su habla en la literatura nicaragüense, y recreó su versión del güegüence”, destacó el escritor Julio Valle Castillo.

Fernando Silva Espinosa, fue destacado por escritores como el más grande poeta, narrador y lingüista apasionado por  el habla nicaragüense.  LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

Fernando Silva Espinosa, fue destacado por escritores como el más grande poeta, narrador y lingüista apasionado por  el habla nicaragüense.  LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

Como el “más grande narrador del habla nicaragüense y del Río San Juan -no del regionalismo o costumbrismo- fue valorado el legado del poeta, narrador y pintor Fernando Silva Espinosa, de parte del crítico y académico de la lengua, Julio Valle Castillo.

El autor de la celebrada novela El comandante (1969)  falleció este sábado 1 de octubre en Managua, y fue sepultado ayer en el Cementerio General de Granada, al último adiós asistieron sus familiares, amigos y escritores.

Poeta, narrador y lingüista Fernando Silva. LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO
Poeta, narrador y lingüista Fernando Silva. LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

“Fue un narrador completo, novelista, cuentista,  y un gran poeta que logró crear, inventar y fijar su habla en la literatura nicaragüense, y recreó su versión del güegüence”, destacó Valle Castillo.

Para Luís Rocha, uno de los trabajos que apasionó a Silva fue el de La historia natural de El Güegüence (versión propia del original español-“lingua franca” (náhuatl) de la obra de teatro popular callejero de Don Juan Eligio de la Rocha, 1775).

Silva también es autor de La lengua de Nicaragua. Pequeño diccionario analítico (1999), y de La lengua nuestra de cada día (2005).

El escritor fue incorporado en 1968 como miembro de Número de la Academia Nicaragüense de Lengua.

Sobre su obra poética, Rocha, recordó el poema inicial, Yo soy el hombre más nicaragüense del mundo, escrito en 1952. “En él dice porque es un poeta que habla lo nicaragüense, goza lo nicaragüense y que no pudiera ser otra cosa que no fuera nicaragüense”, refiere el escritor.

El poeta muestra su antología Di propio prugno” (De su puño y letra) en italiano y español, publicada en marzo del 2016. LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO
El poeta muestra su antología Di propio prugno” (De su puño y letra) en italiano y español, publicada en marzo del 2016. LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

Poemas, simplemente

En enero de este año Silva escribió su último libro breve, Poemas, simplemente, con versos más íntimo, nostálgicos y reflexivos.  Aún no sido publicado.

En marzo de este año  dio a conocer “Di propio prugno” (De su puño y letra) selección de poesía de 1957 al 2009, traducida al italiano por Gianni Tognoni y publicada por Rayuela Edizioni.

Otras de sus publicaciones son 9 cuentos de ahorita (2015);  De tierra y agua (2014), y la antología Los Cuentos de Fernando Silva (2012), editada por Hispamer.

Silva también es autor de Barro en la sangre (1952); Agua arriba (1968), Las islas de afuera – Poesía y Cuento (2000), y de otros  textos relacionados a la salud y la revolución.

Para el escritor Manuel de Jesús Martínez, Presidente del Centro Nicaragüense de Escritores, Silva fue “el último maestro creativo, después de los poetas de la vanguardia José Coronel Urtecho y Pablo Antonio Cuadra”.

“Perderlo es un inmenso dolor, pero también hemos ganamos su legado”, comentó por su lado  la poeta Isolda Hurtado, quien destacó a Silva “un escritor esencial que dio un significativo aporte a la literatura, y un pediatra de mucha sensibilidad humana y profesional”.

El Festival Internacional de Poesía de Granada le dedica el Autor y su obra, y le publica en una plaquete sus memorias literarias. LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO
El Festival Internacional de Poesía de Granada le dedica el Autor y su obra, y le publica en una plaquete sus memorias literarias. LAPRENSA/ARNULFOAGÜERO

Honores

En 2010 Festival Internacional de Poesía de Granada, le rindió un homenaje y le dedicó el ciclo de charla El autor y su obra y publicó una plaquete. En 2012 la revista literaria El hilo azul le dedicó su edición No.5, ambos libros reúnen sus  memorias.

Su escritura ha sido merecedora de otros reconocimientos: En 1987 recibió el Premio de Cuentos “Ricardo Morales Avilés”, en 1985 la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío.

En 1976 Premio de La Prensa Literaria, en Cuento por su libro Las chicharras, tres mujeres y más cuentos; en 1957 el Premio Nacional Rubén Darío y en 1955 Premio en Cuento, Concurso Nacional de Periodistas de Centroamérica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: