Cáncer de mama en hombres

Aunque el cáncer de mama es mucho más común en las mujeres, los hombres también pueden tenerlo. Ocurre con mayor frecuencia entre los hombres de 60 y 70 años.

Cáncer de mama en hombres, cáncer de mama

LA PRENSA/AGENCIAS

Un estudio reveló que el cáncer de mama en hombres está en ascenso. No obstante, sigue siendo poco común. No queda claro si dicho aumento significa que la enfermedad progresivamente se hace cada vez más común o si los hombres entienden mejor los síntomas y los comunican, lo que permite realizar diagnósticos que pudieron haberse omitido en el pasado.

Generalmente, unos bultos en los pechos no son cáncer. Sin embargo, la mayoría de los hombres con cáncer de seno, presentan bultos. Otros síntomas incluyen    piel con hoyuelos o arrugada, pezón o piel roja o escamosa y secreción de líquido.

Los factores de riesgo para el cáncer de seno en los hombres incluyen la exposición a radiación, antecedentes familiares de cáncer de seno y altos niveles de estrógeno, que puede presentarse con enfermedades como la cirrosis o el síndrome de Klinefelter.

El tratamiento del cáncer de seno en hombres suele ser una mastectomía, que es una cirugía para extirpar el seno. Otros tratamientos incluyen radiación, quimioterapia y/o terapia hormonal.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), de cada 100,000 nicaragüenses se registra entre un 25 y 38 por ciento de incidencia en cáncer de cérvix, mama y próstata y solo el 50 por ciento de los afectados logra sobrevivir.

Por lo anterior es que cada año, el 19 de octubre se celebra el Día Contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra el cáncer de mama.

Crecimiento de mamas

Recuerda que el aumento de tamaño de ambas mamas (no solo de un lado) no suele implicar la presencia de cáncer. El término médico para esto es ginecomastia. A veces las mamas pueden adquirir una tamaño considerable. El agrandamiento de las mamas no vinculado al cáncer puede originarse debido al uso de medicamentos, el aumento de peso, el consumo elevado de alcohol o el consumo de marihuana.

Un estudio reducido sobre el cáncer de mama en hombres demostró que el tiempo promedio que transcurre entre el primer síntoma y el diagnóstico es 19 meses, es decir, más de un año y medio. ¡Eso es mucho tiempo! Probablemente tenga que ver con que la gente no espera que un hombre desarrolle cáncer de mama, lo que reduce o elimina toda posibilidad de detección temprana.

Un diagnóstico temprano puede marcar la diferencia y salvar vidas. Gracias a las investigaciones y a una mayor concientización general, los hombres aprenderán que, al igual que las mujeres, deben consultar al médico inmediatamente si detectan cualquier cambio persistente en las mamas.

cancer2

Factores de riesgo

Es muy importante conocer los factores de riesgo del cáncer de mama en hombres, especialmente porque los hombres no consideran la posibilidad de desarrollar la enfermedad y, por ende, no se controlan regularmente. Como resultado, el cáncer de mama tiende a ser más avanzado en hombres que en mujeres una vez que se lo detectan.
Existe una serie de factores que pueden aumentar el riesgo de que los hombres desarrollen cáncer de mama, aquí hay información de breastcancer.org.

Envejecimiento: este es el factor más importante. Tal como sucede con las mujeres, el riesgo aumenta a medida que pasan los años. La edad promedio de los hombres que son diagnosticados con cáncer de mama es de 67 años, aproximadamente. Esto significa que la mitad de ellos tiene más de 67 años y la otra mitad tiene menos.
Niveles altos de estrógeno: la presencia de estrógeno estimula la multiplicación celular mamaria, tanto la normal como la anormal. Los hombres pueden tener altos niveles de estrógeno a causa de:
1- Tomar medicinas hormonales.
2- Tener sobrepeso, lo cual aumenta la producción de estrógeno.
3- Haber estado expuestos a estrógenos en el ambiente (por ejemplo el estrógeno y demás hormonas que se utilizan para engordar el ganado o los productos de descomposición del pesticida DDT, que imita los efectos del estrógeno en el cuerpo).
4- Consumir grandes cantidades de alcohol, lo cual puede afectar la función hepática que regula los niveles de estrógeno en la sangre.
5- Padecer una enfermedad hepática, que suele producir niveles bajos de andrógenos (hormonas masculinas) y niveles altos de estrógeno (hormonas femeninas). Esto aumenta el riesgo de desarrollar una ginecomastia (crecimiento no canceroso del tejido mamario) así como un cáncer de mama.

Síndrome de Klinefelter: los hombres con síndrome de Klinefelter poseen niveles bajos de andrógenos (hormonas masculinas) y niveles altos de estrógeno (hormonas femeninas). Por ende, poseen un mayor riesgo de desarrollar una ginecomastia (crecimiento no canceroso del tejido mamario) y cáncer de mama. El síndrome de Klinefelter es una afección que se presenta en aproximadamente uno de cada mil hombres al nacer. Normalmente, los hombres tienen un cromosoma X y un cromosoma Y. Pero aquellos con síndrome de Klinefelter tienen más de un cromosoma X (a veces hasta cuatro). Los síntomas de este síndrome incluyen: tener piernas más largas, una voz más aguda y una barba menos tupida que el resto de los hombres; tener testículos más pequeños de lo normal; y ser infértil (incapaz de producir esperma).

Antecedentes marcados de cáncer de mama en la familia o alteraciones genéticas: los antecedentes familiares pueden aumentar el riesgo de los hombres de desarrollar cáncer de mama, especialmente si hay otros hombres en la familia que hayan sido diagnosticados con la enfermedad. El riesgo también aumenta si existe en la familia alguna anomalía genética comprobada vinculada al cáncer de mama. Los hombres que heredan genes BRCA1 o BRCA2 anómalos poseen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Este riesgo, a la edad de 70 años, es aproximadamente del 1 por ciento con el gen BRCA1 y del 6 por ciento con el gen BRCA2. En total, es 80 veces mayor que el riesgo normal de los hombres que no presentan anomalías en los genes BRCA1 o BRCA2. Además, una familia en la que se ha diagnosticado un caso de cáncer de mama en hombres tiene entre un 60 por ciento y un 76 por ciento de riesgo de tener un gen BRCA2 anómalo. Los genes BRCA2 anómalos originan hasta el 40 por ciento de los casos de cáncer de mama en hombres. Debido al estrecho vínculo que existe entre el cáncer de mama en hombres y la existencia de un gen BRCA2 anómalo, los parientes directos (hermanos, padres e hijos) de un hombre que ha sido diagnosticado con cáncer de mama deben consultar al médico sobre los estudios genéticos para detectar genes anómalos del cáncer de mama. De todas formas, la mayoría de los casos de cáncer de mama en hombres ocurren en personas que no tienen antecedentes familiares de cáncer de mama ni genes anómalos heredados.

Exposición a la radiación: someterse a terapia de radiación en el tórax antes de los 30 años, y en especial durante la adolescencia, puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Esto se ha visto en jóvenes que recibieron radiación para tratar la enfermedad de Hodgkin. (Esto no incluye el uso de terapia de radiación para tratar el cáncer de mama).

Preguntas frecuentes

¿Qué tipo de cáncer es?
La mayoría de los casos de cáncer de mama en hombres son carcinomas ductales. Ductal significa que la enfermedad comienza en las pequeñas tuberías lácteas de la mama, llamadas conductos. Estos casos suelen ser invasivos, ya que se originan dentro del conducto y luego atraviesan su pared, lo que les permite desarrollarse en el tejido mamario normal que rodea la zona. Los casos no invasivos de cáncer de mama, denominados CDIS (carcinoma ductal in situ), son poco frecuentes en hombres. Estos se originan y permanecen dentro de los conductos lácteos. Los hombres rara vez padecen cáncer de mama lobular (enfermedad que comienza en los lobulillos donde se produce la leche), ya que los lobulillos no están completamente formados en el tejido mamario masculino.

¿Qué tamaño tiene el tumor?
El tamaño del tumor es importante a la hora de elegir un tratamiento. También sirve para determinar el estadio del cáncer. No obstante, el tamaño en sí mismo no nos dice todo. El estado de los ganglios linfáticos también es importante. Un cáncer pequeño puede crecer muy rápido, mientras que uno grande puede ser un “gigante manso”.

¿Cuál es el estadio del cáncer?
El estadio del cáncer le permite al médico conocer el alcance del tumor en la mama y en qué medida pudo haberse propagado. Son varios los análisis, procedimientos e informes que permiten determinar el estadio del cáncer. El informe patológico ofrece información sobre el tamaño del tumor e indica si este ha afectado la piel de la parte delantera de la mama o los músculos y la pared torácica ubicados detrás. También indica si las células cancerosas llegaron a los ganglios linfáticos y cuántos de estos fueron afectados. Además, puede indicar si el cáncer se encuentra contenido dentro del ganglio linfático o si se ha extendido a través de su cápsula exterior y hacia el tejido circundante (esto se conoce como extensión extracapsular).

Tratamiento

La mayoría de los hombres que son diagnosticados con cáncer de mama deben someterse a algún tipo de tratamiento contra la enfermedad. El tratamiento más adecuado depende de una serie de factores, incluidos el tamaño y la ubicación del tumor, el estadio del cáncer y los resultados de los demás análisis de laboratorio. Entre los tratamientos están una cirugía del ganglio linfático, terapia de radiación, hormonoterapia, quimioterapia y terapia dirigida para tratar el cáncer de mama.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: