Balance de alimentos

El balance alimentario es positivo cuando entra mayor cantidad de energía de la que se gasta, genera ganancia de peso, sobrepeso, obesidad.

azúcar

Managua 09 de Septiembre del 2016 Martha Justina Gonzales, columnista /LAPRENSA/Roberto Fonseca

El término balance se emplea en varios ámbitos para evaluar la relación ingreso-gasto. Balance contable en una empresa, balance de proceso en la industria, balance alimentario en nutrición.

Sencillamente se refiere a la cantidad de energía obtenida a través de los alimentos ingeridos y la energía gastada, medida en términos de calorías. En nutrición calorías y kilocalorías se utilizan como sinónimos, aunque teóricamente tienen significados diferentes.

El balance alimentario es positivo cuando entra mayor cantidad de energía de la que se gasta, genera ganancia de peso, sobrepeso, obesidad. Balance negativo, consume menos energía de la que gasta, ocasiona pérdida de peso, desgaste, desnutrición. Balance equilibrado, consume la energía equivalente a la gastada, resultando en mantenimiento del peso corporal.

image001

La cantidad total de energía que cada persona debe consumir depende de su metabolismo basal y de la actividad física que realiza. El metabolismo basal es la cantidad de energía que gasta el cuerpo estando en completo reposo y está influenciado por edad, sexo, composición corporal (proporción de músculo y grasa); del período de crecimiento, gestación, lactancia, enfermedad o salud que se encuentre la persona.

Alrededor del 70 por ciento de la energía consumida en alimentos se destina a cubrir el metabolismo basal, el 30 por ciento restante cubre el gasto de energía por actividad física.

El metabolismo basal se vuelve lento en personas sedentarias, con alto porcentaje de grasa en su cuerpo, bajo contenido de músculos, que no tienen horario regular de alimentación, suprimen desayuno, almuerzo o cena, o que consumen pequeñas porciones de alimentos en intervalos distantes de tiempo y acostumbran comer abundantes cantidades de alimentos en algún momento del día. El aumento de la edad también disminuye el metabolismo basal.

El metabolismo basal es más alto cuando la persona tiene mayor proporción de masa magra que de masa grasa, puesto que la masa grasa es metabólicamente inactiva, al contrario de la masa muscular magra que ocasiona mayor gasto calórico.

Las mujeres tienen un 12 por ciento más de grasa que los hombres. Esto explica porque los hombres pueden perder peso más fácil y rápidamente que las mujeres, ellos tienen por naturaleza menor porcentaje de grasa y mayor porcentaje de músculo.

La mejor forma de regular el metabolismo basal es hacer comidas pequeñas y frecuentes de alimentos nutritivos y bajos en calorías, practicar ejercicio cardiovascular y de fuerza para conseguir una composición corporal saludable, bajo porcentaje de grasa y mantener músculos. El metabolismo basal regulado, facilita la pérdida y mantenimiento de peso corporal.

Además de controlar la cantidad de calorías consumidas es muy importante cuidar la calidad de los alimentos a consumir. Las calorías vacías provenientes de azúcares, harinas refinadas, frituras, refrescos, gaseosas y licor; facilitan la formación de masa grasa en el cuerpo y generan fatiga, cansancio, que no favorece la disposición de realizar actividad física.

En conclusión, el balance de alimentación y gasto energético se logra cuidando la cantidad, la calidad de los alimentos consumidos, practicando actividad física aeróbica y de fuerza, de intensidad moderada regularmente.

Escríbame a mjgonzalez@clinicavidasaludable.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: