Piojos

La transmisión de piojos se produce por “contagio directo”, debido a que no son insectos que vuelan. Suele ser más común el contagio en niños, por el “contacto directo de cabeza con cabeza”.

Piojos ¿Cómo controlarlos?

Existen un montón de remedios caseros, transmitidos de generación en generación, que no tienen ninguna base contrastada. Utilizar vinagre caliente, infusiones o aceites, son técnicas muy populares, pero no recomendables.

La infección por piojos es muy común en los colegios, sobre todo en los niños más pequeños. Los cabellos lisos y limpios son más propensos al contagio, por el contrario la longitud del pelo no tiene relevancia.

La pediculosis o infestación por piojos está ocasionada por el insecto Pediculus. Carecen de alas y se alimentan de la sangre de su huésped. Acuden más a los cabellos lisos y limpios pero da igual la longitud del cabello. Suelen situarse en zonas retroauriculares (detrás de la oreja) y occipitales (cerca de la nuca).

Existen tres variantes de piojos: Capitis que afecta al cuero cabelludo; Corporis daña el cuerpo y ropa; y el Phtirus pubis que afecta el vello púbico, más conocido como ladilla, explica la dermatóloga, Rita Rodrigues.

Prevenir

Es recomendable llevar el pelo recogido para prevenir el contagio, el largo del cabello no tiene importancia.

Evite el contacto directo con una persona que esté infectada, lleve el pelo más recogido, utilice diademas anchas para proteger más el cuero cabelludo, controle los fómites con el lavado de prendas de ropa con agua caliente y lo que no se pueda lavar se debe dejar en una bolsa de plástico durante dos semanas. Los peines y cepillos lávelos con agua caliente, pediculicidas o alcohol. Aspire el sofá y la cama.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: