Comunidad internacional pide acuerdo para vencer al Estado Islámico

La comunidad internacional mostró así su preocupación sobre el futuro de Mosul, sobre todo por las tensiones que puedan aflorar entre las facciones de kurdos, chiítas y suníes

Estado Islámico, ejército kurdo, Irak

Miembros de las fuerzas kurdas «peshmergas» participan en una ofensiva para liberar varias localidades del control del Estado Islámico (EI), al sureste de Mosul, Irak. LA PRENSA/EFE/Ahmed Jalil

La comunidad internacional pidió este jueves en París un acuerdo político entre las autoridades iraquíes y las facciones locales para vencer al Estado Islámico (EI), al que pretenden expulsar de Mosul, la segunda mayor ciudad de Irak.

«Para ganar a largo plazo al EI, instamos a que se alcance un acuerdo político detallado entre las autoridades nacionales iraquíes y los actores locales, para que haya un sólido Gobierno en Mosul (…) en el que se respete la diversidad de la población y se garantice una coexistencia pacífica», subrayan las conclusiones divulgadas este jueves tras el encuentro celebrado en París.

La comunidad internacional mostró así su preocupación sobre el futuro de Mosul, sobre todo por las tensiones que puedan aflorar entre las facciones de kurdos, chiítas y suníes una vez expulsados los yihadistas del Estados Islámico de la ciudad.

La reunión de París acogió a representantes diplomáticos de 20 países y organizaciones internacionales como la ONU, la UE y la Liga de Estados rabes y estuvo copresidida por el ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, y su homólogo iraquí, Ibrahim al Yafari.

Asegurar respeto a derechos humanos

Los diplomáticos reunidos, entre los que también destacaron el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, el de Qatar, Al Thani, y el de Holanda, Bert Koenders, hicieron énfasis en sus conclusiones en las cuestiones humanitarias.

«Este encuentro resalta la gran necesidad de hacer todo lo posible para asegurar, respetando los derechos humanos de acuerdo con las leyes humanitarias internacionales, la protección de las poblaciones civiles que ya son víctimas de los actos salvajes del EI», resumieron.

Lea también: Estados Unidos “listo” para enviar más soldados a Irak

La apertura de la conferencia la realizó el presidente francés, Francois Hollande, cuyo país participa en la coalición que combate al Estado Islámico en Irak y Siria después de ser azotado por oleadas de atentados yihadistas.

En su alocución, Hollande pidió ir más allá de Mosul: «Tenemos que ser ejemplares en la persecución de los terroristas que ya han comenzado a abandonar Mosul hacia Al Raqa (en Siria). El éxito de esta misión no puede ser solo lograr que los terroristas de Mosul se trasladen a otros lugares donde puedan seguir actuando», aseguró.

Una vez constatado que el Estado Islámico pierde terreno tanto en Irak como en Siria, el presidente francés juzgó que la toma de Mosul «no debe ser solo un objetivo militar» sino la base para preparar «el Irak del futuro».

En la conferencia de prensa posterior a la reunión, el jefe de la diplomacia francesa también instó a lanzarse a la reconquista de Al Raqa, ciudad siria considerada la capital del Estado Islámico situada en el norte del país, a orillas del río Éufrates.

«Si queremos luchar eficazmente contra el terrorismo, es esencial» reconquistar también esta ciudad, refirió Ayrault.

Rápida ofensiva en Mosul contra el Estados Islámico

También compareció en la sede del Ministerio de Exteriores de Francia su homólogo iraquí, Ibrahim al Yafari, quien adelantó que la reconquista de la ciudad de Mosul va «más rápido que lo previsto», aunque pidió cautela.

«El terrorismo no conoce de fronteras. Hay que combatirlo internacionalmente y en coordinación», abogó el ministro iraquí, quien agradeció el empeño del Ejército de Irak, los «peshmergas» kurdos y otras milicias locales, que han posibilitado hasta ahora el rápido desarrollo de las operaciones.

Según recordó Al Yafari, recuperar Mosul, la segunda ciudad mayor de Irak después de Bagdad, es fundamental para el bienestar de una población que, bajo el yugo del EI, ha sido víctima de «ejecuciones colectivas de jóvenes, mujeres y adultos»,

Ayrault incidió que hay que «proteger a la población civil» de Mosul, bastión del EI durante los dos últimos años.

«La batalla se va a intensificar, muchos huirán, quizá hasta un millón de personas; por eso, la ayuda humanitaria ha sido tan importante en esta reunión», terció el ministro galo.

El ministro de Exteriores francés opinó que «una solución política integradora es la única vía posible para la paz y la estabilidad», en alusión a las tensiones del país, sobre todo entre las comunidades suníes y chiíes.

Precisamente, las coincidencias en el encuentro de hoy entre potencias suníes (principalmente los países del Golfo Pérsico) y chiíes (Irán) fue uno de los puntos destacados por el secretario de Estado español de Exteriores, Ignacio Ybáñez, asistente a la reunión.

Sin embargo, también reconoció que las mayores fricciones se registraron por el polémico papel de las tropas turcas presentes en la base de Bashiqa, a 14 kilómetros al norte de Mosul.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: