La tragedia del vuelo 414 cumple 28 años

Esta es la crónica que LA PRENSA publicó el 21 de octubre de 1989, el día que se estrelló el avión en el viajaban 66 nicaragüenses

TAN SAHSA

Portada del diario LA PRENSA del 21 de octubre de 1989, el día del accidente aéreo en el Cerro de Hule, Honduras. LAPRENSA/ARCHIVO

Hace 28 años, el sábado 21 de octubre de 1989, un avión de la línea aérea TAN-SAHSA despegó de Managua rumbo a Honduras, donde haría escala y cuyo destino final era Miami. Tras una media hora de vuelo, el avión se estrelló en el cerro de Hule, Honduras. Viajaban 146 personas, de las cuales 66 eran nicaragüenses.

Esta es la crónica que LA PRENSA publicó el 21 de octubre en su edición vespertina.

66 nicas en vuelo trágico

La primera noticia que llegó a LA PRENSA esta mañana fue la del estrellamiento del vuelo regular de TAN-SAHSA, sólo 30 minutos después de despegar del aeropuerto internacional de Managua. De inmediato la alarma cundió en nuestra sala de redacción porque el vuelo, el más tempranero de las líneas comerciales que conecta a Nicaragua con el norte, generalmente lleva mucho de su cupo por nicaragüenses.

Pocos minutos después de las 8 de la mañana establecimos contacto telefónico en Tegucigalpa con el periódico “El Heraldo” donde el redactor Héctor Hernández nos confirmó que las primeras cuadrillas de rescate habían sido destacadas desde la población de Ocona, a sólo siete kilómetros del sitio del accidente.

“Hay siete u ocho sobrevivientes” es lo que la Cruz Roja nos ha comunicado por ahora. «En Ocona hay un pequeño hospital-escuela y allí se está atendiendo a los primeros heridos que llegaron con quemaduras en el cuerpo. Pueden haber más sobrevivientes”, continuó diciendo el colega.

TAN SAHSA
Familiares de los pasajeros del vuelo 414 en el aeropuerto internacional de Managua. LAPRENSA/ARCHIVO

Capitán Argueta parecía jefear un vuelo tranquilo

Escapó de la tragedia el comandante de la nave, capitán Raúl Argueta, quien no dio en ningún momento ninguna señal de que hubiera nada malo en el vuelo. Argueta alzó vuelo en la pista del aeropuerto internacional de Managua exactamente a las 7:25 de la mañana de hoy , trece minutos después de haber despegado, a las 7:38 a.m, avisó que abandonaba el espacio aéreo nicaragüense y se internaba en el espacio aéreo hondureño.

Prevalecía un frente frío en la zona de Las Tablitas, a unas 7 millas del Cerro de Hule, cuando el avión entró en emergencia, supuestamente porque se le desprendió parte del fuselaje. En contacto telefónico de última hora con el número 334604 LA PRENSA logró hablar con un teniente de la Fuerza Aérea de Honduras que no quiso identificarse. A la 1 y 15 minutos de la tarde dijo que “todavía se están sacando cadáveres del sitio, todo rescate es helitransportado y difícil en la zona que es montañosa”.

Agregó con crudeza que “no tengo el número de sobrevivientes pero son pocos, los mismos que mencionan las radios y ya no deben ustedes abrigar esperanzas de hallar más con vida”. “Señora”, concluyó “el avión es simplemente carbón, del avión no queda nada” y colgó el teléfono.

Vieron humo y aceite en el Boeing que alzaba vuelo

La lista de 66 nicaragüenses anotados oficialmente en la lista de pasajeros del vuelo 224 de “Servicio Aéreo de Honduras” (SAHSA) fue leída oficialmente hoy a mediodía por el jefe de Aeronáutica Civil, coronel Alejandro Argüello, mientras el país entero se mantenía en tensión. Hasta las 12 del mediodía sólo podía conocerse que muchos nicaragüenses habían perecido, pero no se había confirmado ningún caso específico.

En el Hospital Escuela de la ciudad de Tegucigalpa ingresaron don Carlos Francisco Pellas Chamorro y su esposa, Vivian Fernández de Chamorro. Ambos fueron declarados fuera de peligro por las enfermeras del lugar, aunque en condiciones delicadas.

Entre los nicaragüenses que estaban a bordo en el momento de la tragedia se identificó también al conocido pediatra, doctor Humberto Caldera Ramírez y su esposa, Ivette Salomón de Caldera, y el bacteriólogo Alfonso Wong Valle.

Al ser leída la lista oficial de los 66 nicaragüenses que estaban a bordo, rostros constreñidos por el dolor y la preocupación se vieron por todas partes. Personas cuyos familiares habían abordado o se proponían viajar hoy hacia el norte, expresaron profundo temor de que un percance hubiera ocurrido en la familia.

A pesar de que se llegó a hablar hasta de 40 sobrevivientes en el accidente, más tarde se comprobó que sólo podía hablarse de 30 y, ya contados los rescatados, sólo se había podido comprobar que habían ingresado al Hospital Escuela de Tegucigalpa, a donde fueron llevados por unidades del Ejército de Honduras.

A la hora de cerrar nuestra edición, se da por descontado que el número de nicaragüenses que han perecido en la tragedia es muy alto, pero no se puede hablar concretamente de que tal o cual persona ha fallecido, porque de ninguna de ellas había, hasta el mediodía, una confirmación total de su fallecimiento.

Familiares de una de las víctimas del desastre aéreo conmovidos, al llegar la primera parte de los restos. LAPRENSA/ARCHIVO/RENÉ ORTEGA

Las noticias del trágico accidente, dijeron que el avión no fue revisado mecánicamente en Managua antes de alzar vuelo y que al despegar echó humo con una especie de aceite.

Sobreviven 37 pasajeros

A última hora LA PRENSA se logró contactar telefónicamente con el aeropuerto internacional de Toncontín, en Tegucigalpa.

Francisco Amaya, funcionario de la línea aérea TAN-SAHSA dijo a nuestro redactor que 38 personas han sido rescatadas con vida y que a la una de la tarde, hora centroamericana, los esfuerzos por continuar trayendo a las víctimas del accidente continuaban.

Amaya dijo que tres de las 38 personas han sido rescatadas habían fallecido después de ingresar en distintos hospitales de la capital, por lo que los pasajeros que aún sobreviven son 35.

El funcionario expresó que el rescate de los 38 ha sido “exclusivamente con helicópteros de la Fuerza Aérea Hondureña porque el avión ha caído en unja zona inacsesible para vehículos terrestres”.

Datos preliminares de los nombres de algunos sobrevivientes del desastre aéreo son: Miriam Umanzor, R. Canela, H. Madriz, ubicados en el Hospital Médico.

En otro centro hospitalario se encuentra Ramón Sánchez y en el hospital-escuela se encuentran Vivian Fernández de Pellas, Carlos Pellas, Rosario Úbeda, Oris Shaffer y Ericka Williams, que según información, falleció momentos después de ingresar al centro.

Otra lista dada a conocer, de los nicaragüenses que sobrevivieron, identifica a 20 personas, aunque según el funcionario de la línea aérea TAN-SAHSA. Francisco Amaya, hay 15 personas más que hasta el momento del cierre de nuestra edición de hoy no pudimos obtener sus nombres.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: