Los empaques aún son materia pendiente

Los empaques siguen siendo una debilidad en Nicaragua y representantes del sector empresarial señalan que no se le ha dado la prioridad necesaria para mejorarlos

Los empaques siguen siendo una debilidad en Nicaragua y representantes del sector empresarial señalan que no se le ha dado la prioridad necesaria para mejorarlos.

“Hasta el momento no contamos con una normativa que regule la fabricación de empaques, solamente contamos con una norma técnica obligatoria para el etiquetado de productos”, afirma Azucena Reyes, coordinadora de asistencia técnica de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN).

“Los acabados o diseños son más dirigidos a productos a granel, si la empresa requiere de un diseño específico, debe buscarlo en mercados externos”, dijo Reyes.

El presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), Freddy Cruz, añade que “lo más que se puede fabricar en el país es el sistema de etiquetado”.

La poca oferta y altos costos son una limitante con la que ha tenido que acarrear la pequeña industria. Vital Productos Natural procesa alimentos y cosméticos, pero al momento de empacar se enfrenta a diferentes situaciones.

Lilliam Pérez, vicegerente de la empresa, confiesa que “los empaques siempre se escasean, tenemos que cambiar y cambiar empaque porque la empresa que los trae ya no los va a seguir trayendo, es un problemas que enfrentamos”.

Este tipo de situaciones le puede provocar importantes pérdidas económicas a la marca o producto, pues según información emitida por la compañía global de medición en consumidores Nielsen, “cuando se llevan a cabo rediseños de envases, en el noventa por ciento de los casos no se consigue incrementos de ventas significativos”.

“En la industria alimenticia el empaque cumple varias funciones fundamentales: proteger y preservar la calidad de los alimentos, alargar su vida útil, evitar contaminación exterior y minimizar el deterioro ya sean estos físicos o químicos”, explica Azucena Reyes, de APEN.

Para los productos de exportación se buscan empaques que cumplan los estándares internacionales “la calidad o tipo de sacos los va a determinar las normas del mercado al que se va a exportar, todo esto viene ligado con un proceso de certificación que te ayuda a identificar lo que le conviene a tu producto”, señaló Sergio Maltez, presidente de la Cámara de la Industrias de Nicaragua (Cadin).

Debido a que la producción nacional de empaques no logra suplir la demanda local, recurren a los mercados de la región. Los principales importadores de empaques como bolsas laminadas de polipropileno, envases de vidrio y cartón, mencionan que estos proceden principalmente de Costa Rica, El Salvador, México y Estados Unidos.

Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), añade que “todo el tiempo están desarrollando diferentes tipos de empaques, si es de plástico o de cartón la densidad hay que estar cambiando por las tendencias del mercado para poder mantenerse y competir”.

EL EMPAQUE SÍ IMPORTA

La empresa consultora Nielsen, en su estudio Tendencias generales de los sectores de gran consumo, destaca que “si bien el consumidor valora el contenido de un producto, lo cierto es que el empaque es decisivo para que el producto sea seleccionado”.

Mayorga recalca que “mucha gente se deja llevar por la apariencia del producto y no necesariamente lo que está adentro, tiene una gran influencia en el poder de venta, pero por muy bueno que sea el producto y hace una presentación no muy buena la gente no lo va a comprar”.

Esto coincide con el estudio de Nielsen, que indica que dos de cada tres consumidores se lanzan a comprar un producto nuevo cuando el envase llama su atención, por lo que la conexión inicial es clave.

Además, siempre y cuando se atine con el diseño y otras características que aumenten su atractivo, un envase puede generar un retorno de inversión 2.5 veces superior a lo destinado a publicidad, comunicación o redes sociales.

Costo varía

El costo destinado para empaque va en dependencia del tipo de producto; mientras algunos podrían significar entre un 1 por ciento hasta un 5 por ciento de los costos totales, hay otros casos en los que representa hasta el 30 por ciento.

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de la Industrias de Nicaragua (Cadin), menciona que “algunos productos, como en el caso de la leche de larga vida, gastan hasta un 15 por ciento de sus costos de empaque”.

En cifras

895.5 toneladas de sacos de yute, bolsas para mercados, se importaron de enero a agosto, según estadísticas del Banco Central.

3,218.6 toneladas de cajas de cartón para empaque se importaron en los primeros ocho meses del año.

28,794.6 toneladas de cajas plásticas para alimentos, video, DVD, herramientas ingresaron al país en ese mismo periodo.

Se cumplen estándares

A pesar de la poca oferta de empaques que existe en el mercado local, los productores y empresarios aseguran que tanto los nacionales como los importados cumplen con los estándares de calidad que exige el mercado internacional. “La mayoría de los productos que se exportan al exterior se rigen por certificaciones que le facilita la elección del empaque”, expreso Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: