Adiós normativa salarial para el café

Representantes de los trabajadores del campo y de los productores afirman que no es necesaria una normativa salarial para las actividades de la cosecha de café

expansión del robusta, café, Nicaragua, cafetaleros

Matagalpa aporta aproximadamente el 35 por ciento de la producción nacional de café. LA PRENSA/ARCHIVO

En el pasado quedaron las irritantes negociaciones que previo al inicio de cada cosecha de café enfrentaba a productores con los sindicatos, encabezados por la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC). Por séptimo ciclo consecutivo las actividades relacionadas con la recolección y beneficiado de la cosecha cafetalera 2016-2017 se regirán por la normativa aprobada en octubre de 2010. Los involucrados llegaron a la conclusión de que es más beneficiosa la negociación bilateral entre empleado y patrón.

La última vez que el Ministerio del Trabajo (Mitrab) convocó para negociar la normativa salarial de la cosecha de café fue en octubre del 2010 y las condiciones que regirían durante la cosecha 2010-2011 se establecieron en el acuerdo ministerial JCHG-011-10-10. En noviembre del 2011 dicha normativa fue prorrogada a través del acuerdo ministerial JCHG-07-11-11. Desde entonces dicha normativa ha servido de referencia, pero la paga se negocia directamente entre empleado y empleador.

Entre otras condiciones establece el pago de 27 córdobas (0.93 dólares actualmente) por cada lata de café cortado; dicho pago incluye prestaciones del décimo tercer mes, vacaciones y séptimo día. Además, el productor que no proporcione alimentos cocinados al trabajador debe compensar esto con el pago de 30 córdobas diarios al cortador.

“Llegamos a la conclusión de que si la normativa salarial se sometía a discusión no se iba a obtener más de treinta córdobas por lata, porque la normativa vigente establece 27 córdobas. Entonces resulta mejor hacer negociaciones directas con el sector empleador”, sostiene Alex Castillo, secretario de capacitación de la ATC.

También puede leer: Seis ciclos con la misma normativa

CAFE2

Ahora “mejores acuerdos”

Según Castillo, estas “negociaciones directas con el sector empleador” han generado “mejores acuerdos” que los alcanzados cuando el Ministerio del Trabajo (Mitrab) convocaba la negociación para establecer la normativa salarial para cada cosecha.

Para Joaquín Solórzano, presidente de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa (Asocafemat), en los años previos a la última negociación los salarios se habían elevado mucho y el sector ya no podía enfrentar el incremento de los costos de producción.

“El alza fue demasiado drástica y más del 55 por ciento de los costos de producción por quintal oro de café exportable lo representa el salario, entonces no se podían seguir incrementando los costos, ya que el sector también ha tenido que enfrentar plagas, como la roya, lo que ha elevado los requerimientos de aplicaciones (de agroquímicos) y además los precios se habían caído, entonces resultan más acertadas las negociaciones directas”, dice Solórzano.

“Lo que estamos desarrollando ahora es un proceso de concertación productiva con el sector empleador de cada uno de los rubros productivos del país, ya hemos desarrollado encuentros en Matagalpa y Jinotega con el café, con la gente del arroz en Granada en la zona de Malacatoya, con la gente del tabaco en Estelí y con la del banano en Chinandega”, detalla Castillo.

cafe

Firman para cumplir

Los convenios que surgen de estas negociaciones entre los representantes de los trabajadores del campo y los productores, según la ATC se plasman en papel y se firman para garantizar su cumplimiento.

La presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), Aura Lila Sevilla Kuan, añade que otra ventaja de este nuevo esquema de negociación es que facilita la negociación con base en la oferta y la demanda, ya que cada productor establece la paga de acuerdo con las condiciones de su cosecha y de la oferta de mano de obra de la zona.

Otra situación, que según Sevilla Kuan ha facilitado el establecimiento de negociaciones bilaterales, es que gran parte de los productores han certificado sus plantaciones y estas certificaciones exigen una serie de condiciones que deben respetarse, ya que de incumplir el productor, pierde los beneficios que otorgan estos sellos.

“Estas condiciones son de estricto cumplimiento y si no cumplís y no le proporcionás todos los beneficios que te piden para los trabajadores incluso podés perder la certificación, también hay otros compromisos de Responsabilidad Social Empresarial”, afirma Sevilla Kuan.

Para el dirigente sindical, los más beneficiados con el establecimiento de estos acuerdos bilaterales, que resultan de las negociaciones directas con los empleadores de cada sector productivo, son “un montón de trabajadores que ni siquiera están protegidos con convenios colectivos y mucho menos están sindicalizados”.

Los cortes de café, cuyo grano ha madurado, mantienen en constante actividad los caminos rurales de Pantasma. LA PRENSA/M. ESQUIVEL

Otros beneficios

Porque “la idea es proteger más a esos trabajadores que como decimos en buen nicaragüense ‘están más fregados’”, afirma Castillo.

Paralelamente se continúa trabajando para eliminar la mano de obra infantil en las plantaciones. “En las fincas más representativas los empleadores han asumido compromisos en coordinación con el Ministerio del Trabajo, el Ministerio de Salud y el Ministerio de la Familia. Se han firmado compromisos y ya tenemos siete comedores infantiles, donde se le garantiza la comida a los niños y funcionan cuando se está en corte pleno”, dice Castillo.

Además de estos comedores infantiles, según la dirigente de la ANCN, también “se han apadrinado escuelas donde los productores asumen el salario de los maestros; en Navidad, en lugar de juguetes, se entregan mochilas con útiles escolares y constantemente se trabaja por mejorar la alimentación y las condiciones de las casas donde viven los trabajadores”.

También, según los productores, se han realizado esfuerzos para mejorar la atención en los centros de salud de las zonas cafetaleras y aunque esto ha sido más complicado, hay voluntad de hacerlo “y definitivamente ahora hay una relación más sólida y de fraternidad con los trabajadores y ellos están claros de los beneficios que están recibiendo”, sostiene Sevilla Kuan.

En San Juan de Río Coco los comercios temen lo peor una vez que los cortes finalicen en febrero próximo. LA PRENSA/G.FLORES

Los requerimientos

Según el secretario de capacitación de la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC), Alex Castillo, para las actividades de la cosecha cafetalera 2016-2017 se requerirá de unos 250 mil trabajadores. “Aunque ese es un cálculo nuestro, ya que todavía no se conocen las cifras oficiales”, aclara.

El Plan Nacional de Producción, Consumo y Comercio para el ciclo agrícola 2016-2017 proyecta que en la cosecha 2016-2017 se produzcan 2.3 millones de quintales de café.

Por su parte la presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), Aura Lila Sevilla Kuan, calcula que en este ciclo no se presentarán problemas de mano de obra, ya que en las zonas bajas el corte comenzó más temprano, entonces cuando en las zonas altas entren a corte pleno ya la mano de obra que actualmente está en las zonas bajas estará disponible.

Café

Negocian eliminación

Según Aura Lila Sevilla Kuan, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), actualmente “están en pláticas” con la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC) sobre la posibilidad de eliminar la normativa salarial para el campo que se establece durante las negociaciones del salario mínimo. “Estamos en pláticas para que no haya dos normativas, una para la cosecha y otra para el resto del año, sino que se deje libre, porque el trabajador se beneficia más. No hemos acordado nada y sabemos que eso se llevará su tiempo, pero creo que se podrá lograr”, dice Sevilla Kuan.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: