Huelga convocada por la oposición venezolana se cumple a medias

Calles y avenidas de Caracas y otras ciudades lucen con menos movimiento que lo usual, pero algunos comercios y escuelas están funcionando

Venezuela,Huelga, Oposición

El paro general de 12 horas convocado por la oposición venezolana se cumple a medias en el país pues tanto las entidades bancarias como algunos comercios y oficinas abrieron sus puertas, LA PRENSA/EFE

El paro general de 12 horas convocado para este viernes por la oposición venezolana se cumple a medias en Caracas pues tanto las entidades bancarias como varios comercios y oficinas abrieron sus puertas, aunque las principales vías presentan menos tráfico que un día normal. El gobierno ha calificado la huelga como «un fracaso».

Calles y avenidas de Caracas y otras ciudades del país lucían con menos movimiento que lo usual, pero el transporte y algunos comercios y escuelas están funcionando, universidades importantes cerraron pero los bancos están abiertos.»La situación está muy difícil como para no trabajar», dijo Alicia de Garcés, de 74 años, quien ilustró que su juguetería contrató varios empleados en la Navidad pasada y esta vez no habrá ninguno adicional. «La gente no compra juguetes, todo se va en comida», agregó.

La huelga, que comenzó a las 10.00 de la mañana hora local y concluirá a las 10.00 de la noche, es parte de la ofensiva que lanzó el miércoles la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para forzar la salida de Maduro del poder, tras la suspensión hace una semana del referendo revocatorio contra el mandatario.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió el jueves que el Gobierno venezolano haría una inspección a las empresas del sector agroindustrial y farmacéutico del país y que aquella que secundara la huelga general de 12 horas convocada por la oposición sería «recuperada por la clase obrera».»Empresa parada, empresa recuperada por la clase obrera (…) no voy a dudar ni voy a aceptar ningún tipo de conspiraciones», afirmó Maduro. Pero algunos desafiaron la amenaza. «Cerrado por ausencia del personal», rezaba un letrero en una ferretería del este de Caracas.

Algunos ciudadanos consultados este viernes señalaron que si no trabajan «no comen» y otros indicaron que debían pedir autorización para faltar a su lugar de trabajo.

«La soledad de las calles»

Dirigentes de la MUD destacaron que muchos empleados atendieron el llamado a la huelga. «La soledad de las calles en sintonía con la soledad de la cúpula corrupta del gobierno», afirmó el excandidato presidencial Henrique Capriles.
«Se observa como una jornada de sábado, no a pleno funcionamiento pero tampoco totalmente paralizado», afirmó a el vicepresidente de la patronal Fedecámaras, Carlos Larrazábal.

En Caracas, Maracaibo -segunda ciudad del país-, San Cristóbal y otras capitales de estados del país se registra también una huelga de alcance parcial.»Si no trabajo no como y tengo tres chamos (niños)», afirmó Yadira Manosalvas, de 37 años, empleada de una tasca en el este de Caracas.

Amenazas del Gobierno

En su cuenta de Twitter, la MUD escribió que «las amenazas del Gobierno no intimidaron a la ciudadanía» y acompañó el mensaje de una gráfica en la que se muestra una de las principales avenidas de Caracas sin tráfico.

En la misma cuenta, la alianza difundió gráficas de avenidas vacías en el interior del país en los estados Bolívar (sureste), Lara (oeste), Barinas (oeste) y Mérida (oeste).

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, dijo este viernes en su programa radial «La fuerza es la unión» que se transmite en la emisora privada RCR: «Vamos a parar Venezuela un día, para que la lucha no se detenga nunca». Asimismo señaló: «Hace 48 horas el llamado fue para salir a las calles. Hoy, haremos lo contrario, quedémonos en la casa».

Lea: Cabello dice “no habrá diálogo” con oposición porque no va a haber referéndum

Días contados para Maduro

Torrealba también acusó al Gobierno de tener «17 años paralizando al país (…) en guerra económica contra la gente de trabajo» y aseguró que la Administración de Maduro «tiene los días contados» porque «se ha destruido» a sí misma.

El dos veces candidato a la Presidencia de Venezuela y principal promotor del referendo, Henrique Capriles, dijo por su parte en su cuenta de Twitter: «La jornada de protesta de hoy es absolutamente voluntaria !Los venezolanos reiteramos a Maduro y su cúpula que respeten la Constitución!».

En otro mensaje el también gobernador del céntrico estado Miranda afirmó: «La soledad de las calles en sintonía con la soledad de la cúpula corrupta del psuv (Partido Socialista Unido de Venezuela)!Que cese el GOLPE y respeten la Constitución!».

Versión del chavismo

El dirigente chavista Ernesto Villegas aseguró por su parte en el canal estatal VTV que «la gente no acató el paro» convocado por la oposición. En la cuenta de Twitter de ese mismo canal se mostraron imágenes de personas en sus puestos de trabajo, así como el transporte público trabajando con normalidad y con pasajeros.

El paro se realiza dos días después de que la MUD realizara una masiva movilización llamada «Toma de Venezuela», en la que convocó a este paro y a otra marcha que se realizará el próximo jueves y que la oposición espera que pueda llegar hasta el palacio presidencial de Miraflores.

La protesta del 3 de noviembre luce, desde ya, complicada después de que el chavismo también convocara a una movilización para ese día y con el mismo destino.

Zapatero aboga por «consenso esencial» en Venezuela

El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero afirmó que Venezuela necesita «un consenso esencial» y apostó por «refundar la convivencia, la concordia, la coexistencia política básica y los acuerdos para la funcionalidad política».

Rodríguez Zapatero participa en una iniciativa auspiciada por el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), junto a los expresidentes Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana), para promover el diálogo político entre el Gobierno venezolano de Nicolás Maduro y la oposición.

El expresidente español explicó este viernes en Madrid que viaja dos veces al mes a Venezuela -la última hace sólo unos días- con el objetivo de intentar que «ese país amigo tan importante política y económicamente» no vaya a «un precipicio de conflicto» y haya un proceso de diálogo y estabilidad.

Sin entrar a hablar sobre el revocatorio, Rodríguez Zapatero señaló que se trata de «refundar la convivencia, la concordia, la coexistencia política básica y de refundar acuerdos para la funcionalidad política y, si se puede, también para el desafío económico».Ha señalado que el objetivo es «convencer» a las partes, gobierno y oposición, de que «miren a largo plazo» de un país que, a su juicio, «necesita un consenso esencial».

Se ha referido además a América Latina para afirmar que existe un «riesgo» de que se rompa el consenso regional después de algunas victorias de la derecha en determinados países.»Hay que buscar un nuevo consenso regional entre la izquierda y la derecha en América Latina», ha agregado

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: