Artistas en el asilo de ancianos de Jinotega

Los abuelos invierten su tiempo en diversas actividades de recreación, como la jardinería, la pintura, el dibujo y las manualidades.

LA PRENSA

Parte de los trabajos realizados por los abuelos en Jinotega.

Las tardes son de arte en el Hogar de Ancianos San Vicente de Paul, en Jinotega. Los abuelos invierten su tiempo en diversas actividades de recreación, como la jardinería, la pintura, el dibujo y las manualidades.

Como parte de la tradición de este centro de ancianos, quienes residen y son aptos para hacer estos trabajos creativos participan en la fabricación de piñatas y coronas desde su fundación en 1980.

Son varios tipos de terapias que les realizan a los 70 ancianos que viven actualmente en el hogar, según comentó Eva Pineda, directora del centro.

Pineda explicó que ante la incapacidad de movilizarse de muchos de ellos, se ha optado por las actividades de dibujo y pintura, las cuales agradan mucho a los abuelos y les ayuda a relajarse y distraerse.

“Les gusta mucho romper piñatas y bailarlas, hasta los que están en silla de ruedas, por eso siempre se están haciendo, además de las que tenemos para las personas que vienen a comprarnos, tenemos muchos proyectos para hacer con los ancianitos, entre ellos el de las manualidades con reciclaje”, dijo Pineda.

La funcionaria comentó también que la idea de las coronas surgió con el doble propósito de ofertarlas desde 80 hasta 200 córdobas, los cuales siempre son útiles para cubrir necesidades diversas del hogar.

Entre los miembros activos están don Manuel Pineda y Ramón López García. La vida de ellos está llena de optimismo.