Cachorros vencen y extienden Serie Mundial a sexto juego

Los Cachorros de Chicago superaron 3-2 a los Indios de Cleveland, para extender a un sexto partido la Serie Mundial de las Grandes Ligas.

Cachorros

Kris Bryant conectó de jonrón, su primer hit después de 10 turnos al blanco al hilo. LA PRENSA/Jamie Squire/Getty Images/AFP

Mientras el bateo volvió a dar pistas de lo destructivo que fue en la temporada regular, Jon Lester fue el “as” que acostumbra ser y todo se combinó para que los Cachorros de Chicago derrotaran 3-2 a los Indios de Cleveland y extendieran, al menos por un juego más, la Serie Mundial.

La de anoche fue la primera victoria de los Cachorros en una Serie Mundial en el Wrigley Field desde 1945, pero más importante que el dato histórico, es que los de Chicago tendrán un partido más para intentar darle vuelta al duelo y quizás romper la “maldición de la cabra” que dicen les impide ganar el título desde 1908.

No podía perder dos veces Lester —cayó en el primer juego con tres carreras en 5.2 entradas— y entregó el juego ganado 3-2 tras seis capítulos, en los que ponchó a cinco.

Cachorros
Jon Lester ganó el partido y mantuvo con vida en la serie a los Cachorros. LA PRENSA/EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO

José Ramírez hizo sonar las alarmas en el Wrigley Field en el segundo episodio, con cuadrangular solitario que abrió el marcador.

Pero llegó el despertar esperado de las estrellas jóvenes de los Cachorros en la cuarta entrada. Kris Bryant acabó con una racha de 10 turnos sin dar de hit, dando un cuadrangular solitario que despertó del letargo a su equipo. Russel sumó la segunda anotación con sencillo y el veterano David Ross mandó al plato la tercera con elevado de sacrificio.

Importante fue ver conectar la bola a Ben Zobrist, Anthony Rizzo, con doble, y a Javier Báez tomar base con un toque de sorpresa, aunque después volvieron a callar. ¿Será este el punto de partida de un repunte magistral?

El que falló fue Trevor Bauer (0-2), que en los primeros tres episodios lucía como un gigante en tierra de enanos, al ponchar a cinco hombres. “Fusiló” dos más en el cuarto, pero el mánager Terry Francona le dijo no más.

Nada fácil

Siguió el sufrimiento. Francisco Lindor disparó sencillo productor en el sexto y otras vez rondaba la sombra de la derrota.

Pero si una afición está acostumbrada al sufrimiento es la de los Cachorros, donde los fanáticos se apartan de la barda por el recuerdo de Steve Bartman, como cuando Jason Heyward atrapó a la orilla del muro del jardín derecho un elevado del pícher Trevor Bauer.

Ante situaciones extremas, medidas extremas. Joe Maddon, el timonel de los Cachorros, consciente de que no tenía una mañana, trajo a su cerrador Aroldis Chapman desde el séptimo, con un out y hombre en segundo. La respuesta: ponches a José Ramírez, golpe y rodado de Roberto Pérez.

Cachorros
Aroldis Chapman tomó turno, el tercero en su carrera, y salvó el juego. LA PRENSA/AP/David J.

Se sostuvo dos entradas más el cubano “lanzallamas”, que completó el relevo más largo de su carrera en las Mayores, 2.2 entradas de un hit y cuatro ponches. Incluso tomó turno en el octavo, el tercero en su historial. Se ponchó, pero salvó.

Regreso a Cleveland

La Serie Mundial continuará mañana en el Progressive Field de Cleveland, con el sexto partido a partir de las 6:00 p.m.

Jake Arrieta es el pícher listo por los Cachorros y Josh Tomlin intentará terminar la serie y darle el anillo de campeón a los Indios.