Angie Cepeda regresa a la TV dispuesta a matar en la serie 2091

La actriz colombiana Angie Cepeda regresa a la televisión en la serie "2091", en la que explora territorios desconocidos para ella.

Angie Cepeda regresa a la TV dispuesta a matar en la serie apocalíptica 2091. LA PRENSA/EFE

Angie Cepeda regresa a la TV dispuesta a matar en la serie apocalíptica 2091. LA PRENSA/EFE

La actriz colombiana Angie Cepeda regresa a la televisión en la serie «2091», en la que explora territorios desconocidos para ella, tanto por el personaje de Lila, una mujer dispuesta hasta a matar con tal de ganar, como por su temática de ciencia ficción, que la hace única en América Latina.

«Lila es una gamer (apasionada y experta en juegos de vídeo), madre soltera, que mantiene a su hijo sola, en circunstancias muy complicadas en un futuro no demasiado lejano», explicó Cepeda desde la ciudad californiana de Los ngeles (EE.UU.), donde lleva varios años radicada.

«La serie enseña un posible año 2091 y no es un mundo donde ninguno de nosotros quisiera vivir», advirtió.

La estrella, quien había estado ausente de la televisión en español desde 2014, cuando terminó «Familia en venta», señaló que «había hecho mujeres así de determinadas», pero es la primera vez que se enfrenta a «un personaje que parece que no tiene moral».

«Yo jamás siquiera contemplaría hacer las cosas que va a tener que hacer ella. Me da pena hasta matar a los insectos», afirmó. Aunque reconoció que nadie sabe lo que haría en una situación extrema y menos, como en el caso de Lila, por un hijo.

Pero dice que lo ambicioso del proyecto y lo complicado del personaje la convenció de volver a Latinoamérica y permanecer en Colombia los cuatro meses que duró la grabación.

«2091», creada por el argentino Andrés Gelós, es la primera serie de ciencia ficción de alta factura creada y producida en América Latina.

La premisa contiene muchos de los elementos de las distopías de moda, como «Los juegos del hambre», con elementos tecnológicos al estilo de «El juego de Ender». Desde la ternura y el romance hasta la desesperación y la violencia.