Cuatro accidentes y una «moto maldita»

Accidentes de tránsito dejaron al menos cinco muertos este fin de semana. En uno de ellos está involucrada una moto a la que llaman "maldita".

Don Domingo Gutiérrez (de gorra) perdió a su hijo en un accidente de tránsito. El joven iba a bordo de la “moto maldita” (motocicleta azul) que ha estado involucrada en tres accidentes e igual número de muertes. En cada ocasión solamente se le ha dañado la parte frontal. El resto siempre queda intacto.

Don Domingo Gutiérrez (de gorra) perdió a su hijo en un accidente de tránsito. El joven iba a bordo de la “moto maldita” (motocicleta azul) que ha estado involucrada en tres accidentes e igual número de muertes. En cada ocasión solamente se le ha dañado la parte frontal. El resto siempre queda intacto.

Los accidentes de tráfico dejaron cuando menos cinco muertos este fin de semana. En una sola noche tres hombres perdieron la vida en accidentes viales en Managua y este domingo otros dos murieron en Ocotal y Jinotega. Uno de ellos era oficial de la Policía Nacional.

Hace diez días, Domingo Gutiérrez recibió en pago una motocicleta, placa M 103 506, por hacer un trabajo de soldadura. Sin embargo, antes de que el vehículo llegara a sus manos se enteró de que el primer dueño murió en un accidente de tránsito y también supo que el segundo propietario de la moto se había accidentado y perdido una de sus piernas.

“Pero la moto no tiene nada que ver”, dijo resignado en la vela de su hijo Roberto Carlos Gutiérrez Espino, quien cumpliría 24 años el próximo 4 de noviembre.

El joven falleció junto con su tío Álvaro Humberto Espino Soza, de 27 años, a eso de las 11:55 de la noche del sábado en la “moto maldita”.

La tragedia familiar se registró en las cercanías de la Plaza La Biblia, cuando los jóvenes perdieron el control de la moto y se estrellaron contra un árbol. Ambos fallecieron de manera instantánea, ya que sus rostros impactaron contra el árbol. Los muchachos regresaban de una gallera ubicada cerca de Enel Central.

HOMICIDIO IMPRUDENTE

Los familiares de los dos jóvenes llegaron consternados a reconocer los cuerpos y no permitieron que fueran trasladados al Instituto de Medicina Legal (IML). Ambos fueron llevados a sus viviendas en una camioneta.

La Policía de Tránsito de la Estación Uno tipificó el caso como homicidio imprudente y aunque no especificaron quién conducía la moto, presumen que los jóvenes iban en estado de ebriedad y sin portar casco de protección.
A través de un testigo que presenció el accidente, se conoció que Álvaro Espino conducía la moto de su sobrino. El testigo también afirmó que ambos iban en estado de ebriedad.

Sin embargo, Domingo Gutiérrez, negó que los jóvenes hayan estado ebrios. Roberto Carlos, hijo de Domingo, laboraba como cajero y su viuda está embarazada.

La vela se realizó en las cercanías del paso a desnivel de la Carretera a Masaya, y fue sepultado ayer. Su tío Álvaro Espino fue velado en el barrio 22 de Enero, de Managua, y dejó en la orfandad a una niña de 16 meses y otra de 7 años.

El sitio donde murieron Roberto Gutiérrez y Álvaro Espino.
El sitio donde murieron Roberto Gutiérrez y Álvaro Espino.
TERCERO

La tercera víctima que falleció por accidente de tránsito aún no ha sido identificada. El infortunado se movilizaba en una bicicleta en el kilómetro 20 de la Carretera Sur, cuando fue impactado por el carro color azul placa M 050 879. El vehículo era conducido por Modesto Isaac Cruz Gómez, de 22 años, quien conducía en dirección norte-sur.

En Jinotega, la colisión entre una camioneta y un camión dejó como saldo cuando menos una persona fallecida y varias heridas de gravedad. El accidente se produjo ayer a las 4:20 de la tarde en el sitio conocido como La Curva del Bote, unos dos kilómetros al sur de Bocay, cuando presuntamente el conductor de la camioneta invadió el carril del otro vehículo.

El camión placa JI7865 era conducido por Leonel Antonio Altamirano, de 25 años, quien salió de Matagalpa para cargar café en Bocay, junto con su hermano y otro pasajero. Los tres resultaron ilesos.

La camioneta placa JI3800, con dirección a El Cuá, llevaba dos ocupantes en la cabina y cuatro pasajeros en la tina. Uno de ellos, identificado como José María Espinoza Lagos y originario de Santa María del Cedro, falleció de manera instantánea. Los otros fueron trasladados al Hospital Niños Mártires de Ayapal, ubicado 300 metros al sur del lugar del accidente. Las autoridades aún no se han pronunciado sobre su condición médica.

La colisión entre una camioneta y un camión dejó al menos una víctima mortal.
La colisión entre una camioneta y un camión dejó al menos una víctima mortal.
MUERE POLICÍA EN OCOTAL

La madrugada de este domingo en la ciudad de Ocotal, a unos 223 kilómetros al norte de Managua, la camioneta en la que se trasladaban tres oficiales de la Policía Nacional se estrelló contra un poste de energía eléctrica, detalló la institución de seguridad.

Datos preliminares indicaron que el accidente ocurrió cuando el conductor de la camioneta perdió el control en medio de la neblina al pasar sobre un reductor de velocidad.

El oficial fallecido fue identificado como Carlos Joel López Aguilera, de 21 años de edad, quien supuestamente iba al volante. El agente Norman Alejandro Hernández y otro, cuyo nombre no fue dado a conocer, fueron trasladados de emergencia al hospital de Ocotal. Los oficiales son integrantes de la Brigada Especial de Intervención Rápida, conocida como “Los Dantos”.

Más de 600 personas han muerto en accidentes de tráfico en lo que va del año en Nicaragua. Los accidentes de tráfico son la quinta causa de muerte en el país, según la Policía Nacional de Tránsito.

 

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: