Serrano: “Debemos superar cultura de la descalificación”

No es solo una pregunta la que nunca se dejará de hacer el filósofo Alejandro Serrano Caldera, de 78 años, al ver la realidad de Nicaragua, que la ha definido siempre como un pasado que siempre vuelve y en el que suele hablarse poco de la gente que construye al líder.

Serrano Caldera

No es solo una pregunta la que nunca se dejará de hacer el filósofo Alejandro Serrano Caldera, de 78 años, al ver la realidad de Nicaragua, que la ha definido siempre como un pasado que siempre vuelve y en el que suele hablarse poco de la gente que construye al líder. Quiere un cambio de actitud que permita que se supere la descalificación al otro para abrirse a un debate de altura, porque para él “la racionalidad no solo ha faltado entre los políticos”.

Caldera sostiene que las cúpulas del país son producto de las bases y el otro en la vida cotidiana es muchas veces ignorado, un planteamiento que él ha sostenido durante su carrera académica y que permite que las futuras generaciones encuentren siempre una idea vigente. “Necesitamos un cambio cultural en la conciencia colectiva, un cambio en la actitud. En la medida que usamos la razón para debatir, ya hay una actitud diferente, ya hay la posibilidad que cambie mi interlocutor ante mis argumentos, pero también que cambie yo ante los argumentos del contrario”, explica en su casa, rodeado de libros, a unos metros de distancia de su piano, con un tragaluz que hace confortable su espacio de reflexión.

La idea de una Nicaragua posible —planteada en 1990— es un tema siempre presente pese a los vericuetos del país, que acostumbra a los sobresaltos, y que ha hecho que se describa a la política como un juego de futbol americano o rugby, un deporte de contacto, tal como sostuvo en 2005 el entonces representante de Naciones Unidas, Jorge Chedieck, en una entrevista con el diario LA PRENSA. Este miércoles se realizará un foro público para discutir la obra de Serrano Caldera, que abarca desde la búsqueda de la unidad en la diversidad, la ética como pieza fundamental de la actividad política. Serrano anunció que se presentará una revista de pensamiento filosófico que reúne las disertaciones de intelectuales, que hacen parte de la cátedra que lleva el nombre del filósofo. Son especialistas, con diversidad de conocimientos. La actividad será a las 5:30 p.m. en el auditorio de la Universidad.

Causa del problema político: 1821

Según Serrano Caldera, la descalificación tiene una génesis en la historia de Nicaragua, en el episodio de la independencia en 1821, cuando se dieron cambios que adoptaron por escrito los conceptos de separación de poderes, respeto a la Constitución, pero en la realidad era completamente distinto. “Optaron, a mi juicio, por una actitud encubierta, tomemos las ideas que están en los textos constitucionales (de Europa), copiémosla, pasémosla a nuestras constituciones, pero mantengamos la sociedad medieval colonizada, solo que sin poder colonial externo, sino una colonización interna”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: