Dieta DASH para la gota

El ácido úrico es un residuo del consumo de proteínas llamadas purinas

Hipercolesterolemia

Martha Justina González, máster en nutrición.

1Normalmente el cuerpo lo elimina por la orina. Cuando una persona produce mucho ácido úrico o no logra eliminarlo, el nivel de este compuesto se eleva. Si esta situación persiste se pueden formar cristales de ácido úrico, se acumulan en las articulaciones principalmente de los pies y tobillos dando origen a un tipo de artritis muy dolorosa, llamada “gota” o a cálculos (piedras) en los riñones.

Esta enfermedad crónica, conocida también como hiperuricemia, puede tener factores genético, se desarrolla silenciosamente, sin síntomas, está directamente relacionada con desórdenes en el consumo de alimentos y bebidas.
El consumo de alcohol, ayunos prolongados y frecuentes, como suprimir la cena, el desayuno u otro tiempo de comida, no hacer meriendas, poco consumo de agua, alto consumo de carnes, grasa, bajo consumo de vegetales y frutas, está relacionado con el desarrollo de gota, la que a su vez está asociada con otras enfermedades crónicas.

Entre los alimentos ricos en purinas están carnes rojas, vísceras, sardinas, macarela, frijoles, mariscos, caldos de carne, cervezas y recientemente se ha identificado como un factor contribuyente al desarrollo de hiperuricemia, el uso de edulcorantes o endulzantes. El exceso de café, por tener una configuración química similar a las purinas, puede incrementar el nivel de ácido úrico en sangre.

Se ha comprobado a través de estudios científicos que la dieta DASH (acrónimo en inglés Dietary Approaches to Stop Hypertension —Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión—) disminuye los niveles altos de ácido úrico en sangre “casi en el mismo grado que los preparados farmacológicos”… indicados para esta condición.

La dieta DASH consiste en incluir en la alimentación lácteos descremados, grasa vegetal de olivo, soya, semillas como almendras, maní, muchas verduras, frutas (ocho a diez porciones de estos dos grupos de alimentos) proteína baja en grasa, granos, cereales integrales y sobre todo, poca cantidad de sodio, no más de 1,500 mg diariamente.

Para no exceder esa cantidad de sodio al día es necesario evitar alimentos y condimentos procesados industrialmente con sodio añadido como preservante, por ejemplo: salchicha, jamones, paté, quesos, sopas deshidratadas, sardinas, atún, pescados, vegetales y frutas “enlatados”. No sazonar con salsa de tomate, de soya, aderezos artificiales y otras. Limitar la sal añadida a ¼ de cucharadita para todos los alimentos del día y evitar el salero en la mesa.

Tomar diariamente la cantidad de agua indicada, 2 o 3 litros al día, un poco más si realiza actividad física, establecer horario de alimentación, evitar el consumo de cervezas y licor, es parte de la terapia médica nutricional para hiperuricemia.

Por su puesto que la dieta no excluye los medicamentos indicados para esta condición, sobre todo en pacientes que ya han tenido más de un ataque gotoso al año o que tienen depósitos de cristales en sus articulaciones.
El estilo de vida saludable que incluye alimentación adecuada y actividad física regular, entre otros, es siempre la primera línea en la prevención de enfermedades crónicas.
mjgonzalez@clinicavidasaludable.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: