Oposición venezolana se reúne con Shannon

La liberación de cinco representantes del antichavismo es una primera señal de la voluntad del Gobierno del presidente Nicolás Maduro de sacar adelante el diálogo político.

AFP

El secretario ejecutivo de la alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, informó este martes que la oposición se reunió con el subsecretario de Estado de EE.UU. para Asuntos Políticos, Thomas Shannon, por invitación de la embajada en Caracas. «Ayer (lunes) recibimos una invitación de la embajada americana (…) Estuvimos conversando con el señor Shannon sobre todos los temas de actualidad en Venezuela, sobre la muy grave crisis institucional», dijo Torrealba durante su programa de radio.

A la reunión asistió el presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela, Henry Ramos Allup, el jefe de la bancada opositora en el Parlamento Julio Borges, y los diputados Enrique Márquez, Luis Aquiles Moreno, Freddy Guevara, Luis Florido y el propio secretario de la MUD.

El representante de la oposición dijo que Shannon respaldó la iniciativa del Vaticano en el proceso de diálogo que comenzó en el país el pasado domingo y agregó que otro tema tratado en el encuentro fue la suspensión del proceso para un referendo que venía impulsando desde hace meses la oposición para revocar el mandato de Nicolás Maduro e indicó que alertaron a Shannon sobre «los peligros de la violencia política» que pueden producirse por esa suspensión.

«Cuando se bloquea la salida electoral, estás empujando a todo el país hacia las salidas no electorales, y cuáles son las salidas no electorales: las salidas de la violencia», agregó Torrealba. Thomas Shannon llegó el lunes a Caracas para mostrar el apoyo de su país al diálogo iniciado entre el Gobierno venezolano y la oposición política y fue recibido por el presidente Nicolás Maduro, con quien, entre otros temas, conversó sobre las relaciones «de respeto» con Washington y sobre el tema energético.

Diálogo con buenas señales

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, afirmó este mismo martes que la liberación de cinco representantes del antichavismo es una primera señal de la voluntad del Gobierno del presidente Nicolás Maduro de sacar adelante el diálogo político recién iniciado con la oposición.

«Nosotros que nos hemos mantenido permanentemente esperando por los sectores opositores para dialogar, saludamos que finalmente se haya podido dar», señaló la canciller a su llegada al Consejo de Derechos Humanos de la ONU con motivo de la segunda revisión periódica universal de los derechos humanos en el país andino.

Preguntada si la liberación de los primeros opositores presos un día después de que comenzara formalmente el citado diálogo es una primera señal del Ejecutivo hacia la otra parte, Rodríguez respondió con un «sí». La oposición ha condicionado la continuidad del proceso de diálogo a que se gestione «de inmediato» la liberación de los políticos presos.

Oposición no está satisfecha

Como un primer gesto para continuar las conversaciones auspiciadas por el Vaticano y expresidentes, el gobierno ordenó la liberación de al menos cuatro de los más de un centenar de detenidos, considerados «presos políticos» entre ellos se encuentra el dirigente del partido opositor Avanzada Progresista, Carlos Melo, quien pese a ser favorecido en septiembre por una medida de libertad condicional permanecía bajo arresto. Melo había sido acusado de la supuesta posesión de materiales explosivos.»Las primeras liberaciones son un logro, pero no estamos ni remotamente satisfechos», dijo el martes Carlos Ocariz, alcalde del municipio capitalino de Sucre.

En declaraciones a la Radio Blu de Colombia Melo indicó que su liberación «en principio significa que se hace justicia con algunos presos. Todavía quedan muchos más que estábamos allí sin explicaciones claras para nuestra detención». Agregó que cree las liberaciones son producto de la presión local e internacional. «De alguna manera (el gobierno) torció el brazo», expresó.

Jesús Torrealba, secretario general ejecutivo de la MUD, que agrupa a una treintena de partidos y organizaciones de oposición, dijo a The Associated Press que «el diálogo no es otra cosa que un espacio, un escenario de la lucha, así que la sesión para discutir la posible responsabilidad del presidente al incumplir sus deberes constitucionales va».

Diversas encuestas indican que 80 por ciento de los electores desea que Maduro abandone el poder. En tanto, el excandidato presidencial Henrique Capriles, uno de los principales promotores del referendo, reafirmó la marcha convocada al palacio presidencial el 3 de noviembre si no se revierte el bloqueo a la consulta popular.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: