Condenado por violencia psicológica anda libre por «conectes»

“Te voy a quitar al niño, mala madre... nos vamos a ver con las leyes, para ver como salís porque tengo suficientes conectes”, refieren los hechos narrados por el Ministerio Público.

violencia psicológica

El procesado Audy Torrez inició relación de pareja con la víctima Egdaly Montoya en octubre del 2008, según la Fiscalía. LA PRENSA / M. VÁSQUEZ

Audy Torrez Torrez fue condenado a ocho meses de prisión por violencia psicológica en perjuicio de su expareja Egdaly Montoya en Matagalpa, el 7 de junio del 2016, aunque goza de libertad.

Según acusación del Ministerio Público el agresor ejerció violencia psicológica contra su expareja por cuatro años (2011-2014). La llamaba “bruja, hechicera”, negó al hijo que esta llevaba en su vientre e incluso le practicó una prueba de ADN al bebé, a escondidas de la mujer, porque lo llegó a sacar de la casa donde vivía mientras su progenitora no estaba.

“Unas personas vinieron a orar y me dijeron que me estas practicando brujería”, dice la acusación.

Incluso cuando la víctima aún estaba embarazada en marzo del 2012 la corrió de la casa.

En diciembre del 2012, cuando el bebé tenía seis meses de nacido lo llegó a sacar de la vivienda aprovechando que la mamá no estaba y le practicó la prueba de ADN para salir de duda de la paternidad. Como la prueba salió 99.9 positivo, es decir que sí era su hijo, empezó un nuevo chantaje contra su ex pareja. “La llamaba a su celular para insultarla, y decirle que se lo iba a quitar porque era su único varón”, dice la acusación.

“Te voy a quitar al niño, mala madre… nos vamos a ver con las leyes, para ver como salís porque tengo suficientes conectes”, refieren los hechos narrados por el Ministerio Público.

Absuelto en juzgado de violencia

El condenado recurrió de casación ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia porque quiere que le anulen la sentencia condenatoria de papel que le dio el Tribunal de Apelaciones circunscripción Norte, porque el juez de violencia de primera instancia de Matagalpa lo declaró no culpable y lo absolvió del proceso.

El Ministerio Público apeló de la sentencia absolutoria y el Tribunal de Apelaciones revocó la sentencia absolutoria y lo declaró culpable de violencia psicológica en perjuicio de su expareja y lo condenó a 8 meses de cárcel.

El Ministerio Público se opuso a la petición de Róger Morales O’connor, defensa de Audy Torrez Torrez, quien según acusación de la Fiscalía también amenazaba con quitarle la ayuda a su menor hijo si la víctima no le informaba donde estaba y con quien se relacionaba.

8 meses de cárcel fue la condena que el Tribunal de Apelaciones dio a Audy Torrez por violencia psicológica, de los cuales ha estado en libertad, pues alegó a la víctima Egdaly Montoya tener conectes.

Necesita salud mental

Según dictamen forense presentado por el Ministerio Público, la víctima Egdaly Montoya tiene estrés traumático crónico con predominio de síntomas ansiosos y requiere de tratamiento especializado en salud mental, producto de la violencia vivida a manos de Audy Torrez Torrez.

En junio del 2014, cuando la víctima quiso rehacer su vida de pareja, el acusado siguió denigrándola pues empezó a decir que la mujer tenía enfermedades vaginales. Denigrando su imagen ante amigos, familiares y su nueva pareja.

Los insultos eran verbales, controlaba sus acciones, dónde iba con quien hablaba a pesar que ya la había corrido de su casa y negaba paternidad del niño.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: