Papá acusado de violar a niña de 13

Supuestamente el procesado amenazaba a la menor de no contar nada porque él era su padre y le compraría ropa, zapatos y anteojos, en enero del 2016 le dijo que tenían que procrear hijos, pero ella de negó.

El juez Edén Aguilar mandó a realizar un estudio psicosocial al entorno familiar y comunitario de la niña víctima. LA PRENSA / M. VÁSQUEZ

Un papá de 57 años supuestamente tenía de compañera de vida a su hija de 13 años en el municipio El Crucero de Managua, bajo amenaza y prometía dádivas a la niña a cambio de relaciones sexuales según acusación del Ministerio Público.

El fiscal Aldo Méndez expuso en audiencia preliminar realizada ayer en el Juzgado Tercero Especializado en Violencia de Managua, que el acusado crió a la menor porque su mamá la abandonó y la dejó a su cuido, pero cuando la niña cumplió 13 años la llamó al cuarto, la desvistió la acostó en la cama y le introdujo los dedos en la vagina.

Esto sucedía por las noches en el 2013, le tocaba los pechos y sostenía actos sexuales con ella.

Supuestamente el procesado amenazaba a la menor de no contar nada porque él era su padre y le compraría ropa, zapatos y anteojos, en enero del 2016 le dijo que tenían que procrear hijos, pero ella de negó.

“Una noche en enero del 2016 a eso de las 11:00 pm, el acusado la agarró a la fuerza del cabello y la puso a realizarle el sexo oral”, dijo el fiscal Méndez.

Bajo prisión preventiva

El agresor prohibía a la niña comunicarse con sus amigas, no la dejaba salir, pero el 18 de octubre del 2016, la niña cansada de tanto abuso escribió una carta donde manifestaba que estaba siendo violada por su papá desde hace dos años y medio y que ya no aguantaba más.

La carta se la entregó a una prima para que esta la llevara a la Policía de la localidad.

El juez Edén Aguilar admitió la acusación por considerar que reúne los requisitos de claridad, precisión y señala fecha, lugar y año de lo sucedido. Además dijo que había suficiente elementos que respaldan lo dicho por el Ministerio Público como un dictamen forense que dice que la menor tiene daño psicológico.

También ordenó la prisión preventiva por tratarse de hechos graves y programó la audiencia preliminar para el próximo 11 de noviembre del 2016 a las 11: 00 de la mañana.

También ordenó informar al Ministerio de la Familia sobre el caso de la niña, pues está desamparada.