Atlético debe capitalizar irregularidad del Rostov para asegurar clasificación

La cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones ofrece ya al Atlético de Madrid la opción de asegurar su clasificación para octavos.

Atlético

Saúl Ñíguez volante del Atlético. LAPRENSA/EFE

La cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones ofrece ya al Atlético de Madrid la opción de asegurar su clasificación para los octavos de final, de los que sólo le separa un triunfo ante el Rostov ruso, al que recibe este martes (1:45 p.m.) en el Vicente Calderón en un nuevo ejercicio ofensivo.

De las nueve combinaciones posibles de resultados de este martes, cinco le aseguran ya una plaza en la siguiente ronda: la victoria, sea cual sea el resultado entre el Bayern Múnich y el PSV, e incluso el empate, si el conjunto holandés iguala o pierde. Un punto no es suficiente si no se cumple ese condicionante. Tampoco la derrota.

Las fórmulas

A la vez, un triunfo contra el Rostov dimensiona sus opciones de terminar al frente del cuarteto hasta el punto de que podría valerle un empate en la última cita en Múnich— si el Bayern gana o iguala hoy con el PSV y vence en Rusia— o incluso con un punto en la siguiente jornada ante el club holandés, si el equipo alemán pierde.

Entre todas esas probabilidades se mueve el Atlético en el ecuador de la fase de grupos de la Liga de Campeones, sin pensar más allá que en el encuentro y en la victoria este martes y lanzado en el torneo como el líder del cuarteto, como uno de los tres equipos que lo han ganado todo y como uno de los dos que no han recibido ningún gol en las tres primeras jornadas, junto al Leicester inglés.

Mayor motivación

Un cien por cien de triunfos que también le sitúa a uno de su mejor inicio de la historia en la máxima competición europea, con cuatro victorias en el curso 2013-14, en el que fue finalista, y que confirma el potencial y el notable comienzo de temporada del equipo rojiblanco, reencontrado el sábado con su alto nivel ante el Málaga.

Fue un triunfo reafirmante, por todos los registros que controló en un partido de variadas circunstancias, por su futbol, sus goles y sus ocasiones en la primera hora y por su forma de encarar y limitar al Málaga en inferioridad numérica en los 30 minutos finales, y la mejor forma de superar por rapidez y calidad la derrota de Sevilla.

También de consolidar su funcionamiento colectivo y las sensaciones formidables de muchas de sus individualidades, como el belga Yannick Carrasco, con seis goles en los últimos cuatro choques, o los franceses Kevin Gameiro, cuya adaptación ya es más que completa con cinco tantos y tres asistencias.

Sobre el rival

Enfrente, el Rostov, que viaja a Madrid hecho un mar de dudas, tras sufrir el fin de semana un nuevo traspiés en el campeonato ruso, y muy necesitado de puntos si quiere clasificarse, como mínimo, para la Liga Europa.

Los rusos volvieron a caer el domingo por la mínima, en esta ocasión en el estadio del Amkar (1-0), el equipo revelación de la Liga de su país, aunque ésta vez merecieron un mejor resultado. Por ello, el subcampeón de Liga ha caído a la séptima posición, a once puntos de los líderes, el Spartak Moscú y el Zenit.