Nicaragüenses en Costa Rica marcharán contra farsa electoral

La protesta es organizada por el Movimiento Cívico Democrático Nicaragüense, integrado por inmigrantes nicaragüenses de diferentes estratos sociales

Nicaragüenses residentes en Costa Rica piden perder el miedo a la dictadura de Ortega. LA PRENSA/J. BRAVO

Nicaragüenses residentes en Costa Rica se manifestarán este domingo en un parque del centro de San José, capital del país, para rechazar la llamada farsa electoral que Daniel Ortega y su gobierno estará ejecutando ese día en Nicaragua.

La cita será al medio día en el Parque de Las Garantías Sociales en San José, donde nicaragüenses residentes o refugiados en este país, “le diremos al mundo que la dictadura Ortega-Murillo ha destruido la democracia, las instituciones públicas y restringido libertades como el derecho al voto en el exterior”, explicó Wilfredo Gómez, uno de los nicaragüenses que protestarán el domingo, día en que en Nicaragua se realizarán elecciones generales.

“No vamos a dejar de protestar hasta que la tiranía instaurada en Nicaragua haya desaparecido. Instamos a todos los hermanos nicaragüenses a unir esfuerzos y hacer marchas continuas hasta que la democracia sea instaurada en nuestro país”, añadió Gómez.

Lea también: Daniel Ortega admite farsa al sentarse con OEA

Zoilamérica Ortega

La protesta es organizada por el Movimiento Cívico Democrático Nicaragüense, integrado por inmigrantes nicaragüenses de diferentes estratos sociales y respaldado por figuras como el misionero católico Alberto Boschi, Zoilamérica Ortega Murillo y su pareja Carlos Ariñez, quienes viven exiliados en Costa Rica.

El pasado 25 de septiembre, un grupo de nicaragüenses residentes en este país, también hicieron una marcha para repudiar la farsa electoral en Nicaragua.

En esa ocasión, la marcha por el centro de San José culminó frente a la sede de la embajada y consulado de Nicaragua. Los manifestantes gritaron “no al voto”, “queremos paz”, “queremos trabajo y educación en Nicaragua, no tanques de guerra” y “no a la dictadura Ortega-Murillo”.

Lea también: Las promesas fantasiosas de Daniel Ortega