Ponen sombrero de Sandino a migrantes

El drama humano de la migración africana y de Haití, un problema continental agravado en el sur de Centroamérica debido al tapón creado por Nicaragua con el cierre de sus fronteras, encontró eco en el arte, precisamente en la fotografía

Sandino

Guillermo Habacuc Vargas, el artista costarricense del perro muerto en Managua hace 9 años, irrumpió de nuevo al tomar fotografías de migrantes varados en el norte de Costa Rica con un sombrero de Sandino. LAPRENSA/CORTESÍA

El drama humano de la migración africana y de Haití, un problema continental agravado en el sur de Centroamérica debido al tapón creado por Nicaragua con el cierre de sus fronteras, encontró eco en el arte, precisamente en la fotografía, para denunciar cómo el poder político para beneficio propio desgarra vidas de miles de personas.

Guillermo Habacuc Vargas, el artista costarricense del perro muerto en Managua hace 9 años, irrumpió de nuevo en temas domésticos de Nicaragua al tomar fotografías de estos migrantes varados en el norte de Costa Rica con un sombrero de Sandino.

Luego imprimió 3,000 copias tipo afiches con 12 retratos de migrantes para colocarlos en muros y postes de propaganda política (sobre todo oficial) en Managua.

“Esta obra convivirá con la propaganda de las elecciones Nicaragua 2016 para hacer visibles esos otro rostros vivos, los cuales viven inmersos en distintas tendencias sociopolíticas y dan por resultado una brutal falta a los derechos humanos ya que esta gente vive el día a día en una total precariedad e incertidumbre, mujeres, niños y hombre”, según Vargas.

Retratos de migrantes con el sombrero del General de hombres libres Augusto C. Sandino. llenan las calles de Managua. CORTESIA
LAPRENSA/CORTESÍA

“En el contexto de las elecciones quizá estas fotografías no duren mucho en las calles y queden como una capa bajo la ciudad, cubiertas de propaganda que logra voltear la mirada y desconectarnos por completo de nuestra propia humanidad. Dependerá de cada uno hacia dónde ver”, añade.

Vargas contó con el apoyo de la fotógrafa costarricense Julia Murillo. La producción de la obra y el registro fotográfico en las calles de Managua los realizó una artista nicaragüenses que pidió el anonimato.

Desde hace un año, el problema migratorio con cubanos, haitianos, africanos y asiáticos que utilizan Centroamérica y otras partes del continente para llegar a Estados Unidos se complicó.

Retratos de migrantes con el sombrero del General de hombres libres Augusto C. Sandino. llenan las calles de Managua. CORTESIA
LAPRENSA/CORTESÍA

El muro de Nicaragua

Costa Rica desarticuló en noviembre del año pasado una banda local con conexiones internacionales que traficaba con estos migrantes durante su paso por el país. Miles de cubanos se quedaron varados, al no tener el apoyo ilícito de esa red que los ayudara a cruzar hacia Nicaragua.

El 15 de ese mismo mes, la Policía Nacional y el Ejército, por orden presidencial, devolvieron a Costa Rica dos mil migrantes cubanos que ingresaron a su territorio de modo irregular por la frontera de Peñas Blancas y blindó su frontera para impedir el paso de la migración irregular desde este país. El problema ha continuado hasta hoy. Miles de haitianos, viviendo en condiciones infrahumanas, siguen varados en el norte costarricense en busca del sueño americano.

Retratos de migrantes con el sombrero del General de hombres libres Augusto C. Sandino. llenan las calles de Managua. CORTESIA
LAPRENSA/CORTESÍA

Desprecio a políticos

“Honestamente yo le tengo un desprecio a la política en general. Si utilizo las imágenes de unos (Daniel y Rosario) es para visualizar a los otros. Es asqueroso tener solo por políticas partidarias a gente atrapada sin poder movilizarse. Han sido robados por los coyotes y la guarda nacional (Policía y Ejército de Nicaragua) y aún lo siguen intentando, seguir el rumbo que ellos mismos decidieron para sus vidas”, explicó Vargas.

“Esta problemática no termina con un renombramiento de Daniel Ortega (como presidente). Estos rostros vivos aún siguen ahí. Hay una ‘museografía’ de las fotos, porque por Peñas Blancas también pasan a diario miles de inmigrantes nicaragüenses” que buscan mejor vida en Costa Rica, añadió el artista.

La muestra pública de estas fotografías, también se hizo en San José. La madrugada del domingo, Vargas colocó los afiches en paredes externas del edificio que alberga el Consulado y Embajada de Nicaragua en Costa Rica.

Ahí permanecieron hasta el lunes, aprovechando que el personal diplomático tomó el feriado poselecciones en Nicaragua.

Retratos de migrantes con el sombrero del General de hombres libres Augusto C. Sandino. llenan las calles de Managua. CORTESIA
LAPRENSA/CORTESÍA

Aquel perro muerto

Gillermo Habacuc Vargas, de 41 años, es recordado en Nicaragua porque dejó morir un perro en una bienal de arte en Managua y las críticas fueron aplastantes. El perro se llamaba Natividad. Sí, como Natividad Canda Mairena, el nicaragüense que murió despedazado por una pareja de perros rottweiler el 10 de noviembre de 2005 en un taller de Costa Rica. De ese hecho pensó Vargas su obra, como un homenaje al migrante despedazado. La secuencia de fotos de esa obra mostraba al perro lacerado, viejo, amarillento, recogido de previo en un barrio de Managua. El perro murió de hambre en la obra y la crítica latinoamericana se indignó contra el artista a quien se le acusó de maltrato animal y otros.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: