LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Roberto Rivas, presidente del CSE, dijo el lunes pasado que el informe de ese día, que fue el tercero, sería el último que brindaría sobre las elecciones, a pesar de faltar el reporte de las votaciones detalladas de los departamentos. LA PRENSA/U. MOLINA

CSE viola Ley al ocultar votos por departamentos

La Ley 331 en el artículo 160 manda a que “el Consejo Supremo Electoral hará los cómputos necesarios y previa aplicación de las disposiciones de esta Ley publicará provisionalmente los resultados” de las elecciones.

Los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) violan la Ley Electoral (Ley 331) al no publicar el detalle de los votos por departamentos obtenidos en las elecciones celebradas el 6 de noviembre pasado. La Ley 331 en el artículo 160 manda a que “el Consejo Supremo Electoral hará los cómputos necesarios y previa aplicación de las disposiciones de esta Ley publicará provisionalmente los resultados” de las elecciones.

Pero cuatro días después de las elecciones el CSE solo ha dado cifras globales de los votos obtenidos por los seis partidos que participaron en los comicios para presidente, vicepresidente, diputados nacionales, departamentales y al Parlamento Centroamericano.

En la página web del CSE no se ha publicado el resultado por centros de votación y por Junta Receptora de Votos (JRV) como lo exige la Ley.

Que se desconozca cuántos votos por departamentos obtuvo cada partido evita constatar si los números globales brindados por Rivas son ciertos.

Lo anterior hace sospechar a algunos analistas de una posible negociación con la asignación de los escaños de las diputaciones departamentales, entre el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y los micropartidos que le validaron las elecciones con su participación.

Lea también: Guía para entender el triunfo de Daniel Ortega en las elecciones

¿Negocian diputaciones?

PAG

“Todo se negoció. Lo que observo es que este silencio (con los datos) es para dar tiempo de que les cuadren las cifras que asignarán a los partidos que jugaron su juego, porque está claro que todo fue un arreglo político previo”, afirma el analista y sociólogo Óscar René Vargas.

Vargas sostiene que “el juego” y la negociación es evidente en “que sorpresivamente partidos casi desaparecidos”, como Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) y Alianza por la República (Apre), resultaran en los comicios del 2016 con más votos que en las elecciones del 2011.

Vargas lamenta que con las posibles negociaciones para asignar escaños “se irrespeta el voto” de los nicaragüenses y “se profundiza el deterioro de la democracia” del país.

Haydeé Castillo, vocera del Consorcio Panorama Electoral, opina que “no sería nada extraño que haya negociaciones entre los mismos partidos que fueron a la contienda electoral” para obtener un número mayor de diputados.

“Este país ha sido de historia de pactos entre las cúpulas políticas, de manera que no es de extrañarse que haya esas negociaciones. Desde un principio dijimos que estas no fueron elecciones, porque no había oposición y quizás eso explica el nivel alto de abstención de la población”, dijo Castillo.

Considera que el CSE “queda en mayor evidencia” y confirma lo sostenido por “Panorama Electoral, que este sistema tiene problemas de falta de transparencia, problemas estructurales que riñen con la Constitución, con el derecho a la información pública, porque el Consejo está obligado a dar la información en tiempo y forma de los resultados por las elecciones”.

Lea también: Daniel Ortega busca ahora 26 años en el poder

Rivas no quiere especulación

El presidente del CSE, Roberto Rivas, el lunes pasado, al presentar el tercer informe electoral, dijo que solo daría la sumatoria de los votos justificando “que no queremos generar especulaciones sin sentido” sobre cuántos diputados lograrían los partidos, a pesar de que solo faltaba el resultado del 0.2 por ciento de las Juntas Receptoras de Votos (JRV).

Según el Calendario Electoral, el CSE tiene hasta el 23 de noviembre para presentar el informe final de las elecciones.

El CSE asignó al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ganador de las elecciones presidenciales, el 72.5 por ciento de los votos, permitiendo a Daniel Ortega su tercer período consecutivo en el Gobierno.

También se otorgó mayoría al FSLN en los diputados nacionales con el 66.8 por ciento; en el caso de las elecciones de diputados departamentales el porcentaje global que le dio fue de 65.7 por ciento y del Parlacen el 68.6 por ciento.

Lea también: Pocos gobiernos felicitan a Ortega por su reelección

Son veinte diputados nacionales a elegirse

Cálculos del exdiputado opositor Eliseo Núñez Morales, con los votos asignados, el FSLN obtendría 13 diputados nacionales directos.

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC) lograría tres diputados nacionales; el Partido Liberal Independiente (PLI) uno, al igual que ALN y el Partido Conservador. En el caso de Apre no obtendría diputado nacional.

Micropartidos callados

Para la expresidenta del CSE, Rosa Marina Zelaya, es “extraño” que los partidos políticos que participaron en los comicios no estén exigiendo la celeridad en la entrega definitiva de los resultados.

“En este momento los partidos políticos son los únicos que podrían estar exigiendo al Consejo Supremo Electoral mayor información en el Centro de Cómputo nacional, donde se supone que las actas ya deberían estar centralizadas y donde todos los fiscales tienen derecho a estar pidiendo toda la información y hacer consultas”, dijo Zelaya.

Recordó que los ciudadanos también tienen derecho a saber cuáles son los resultados de las elecciones de los funcionarios.

Fiscales de PLI y Apre “perdidos”

A excepción del partido indígena Yatama (que compitió únicamente en la costa Caribe en la elección por diputados), el PLC, el PLI, ALN, PC y Apre evitan pronunciarse sobre los resultados hasta que el CSE emita un informe final, aunque ellos pueden cotejar los resultados dados con las actas electorales que les entreguen sus fiscales.

El presidente del PLI, Pedro Reyes, reconoció que sus fiscales “no defendieron a los candidatos” el día de la elección y en consecuencia no tienen actas electorales para cotejar los datos.
Aun así, Reyes asegura que en Puerto Cabezas quedaron en segundo lugar y en Nueva Segovia ganaron.

El presidente de la Apre, Carlos Canales, prefiere no hacer estimaciones. Aunque el vocero de ese partido, Armando García, dijo que sus fiscales también desertaron, estiman entre 2 y 3 diputados; sin embargo, no saben si son nacionales, departamentales o al Parlacen.

El Partido Conservador calcula, con base en su supuesto conteo rápido, que tiene 18 por ciento en la elección de diputados, pero no estiman cuántos legisladores ganaron. El partido indígena Yatama está exigiendo al CSE la diputación de Brooklyn Rivera.

COMENTARIOS

  1. La pura verdad
    Hace 5 años

    micropartidos callados ? ; buena pompa cuando en realidad son sombras para unfestejo
    los suplentes buscan ser lo que no pueden ser ! esta fiesta es nada menos que familiar !

  2. SISTEMAS MB
    Hace 5 años

    Eso era de Esperarse, Creo que Nicaragua no tiene o no Existe un Líder Político que pueda contra el Actual Gobierno,

  3. Jerson Antonio Diaz Garibo
    Hace 5 años

    Esta perfecto que se anuncien los Fiscales para que vean que salían como dos o tres a sus partidos legal legal, quien va a votar por esos que ni ellos se entienden.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: