Tímido reclamo salarial en la Alcaldía de Managua

En los últimos ocho años la Alcaldía de Managua se ha negado a reajustarle el salario a los trabajadores que ocupan cargos menores en la institución.

Momentos en que los sindicalistas salen del Auditorio Miguel Larreynaga, al finalizar el cabildo de la Alcaldía de Managua. LA PRENSA/C. VALLE

En los últimos ocho años la Alcaldía de Managua se ha negado a reajustarle el salario a los trabajadores que ocupan cargos menores en la institución, decisión que mantiene inconforme a la mayoría de los sindicatos que consideran “justo y necesario” un incremento salarial ante el alto costo de la vida.
En el cabildo de consulta de presupuesto para el año 2017, realizado este miércoles, la comisión especial de revisión del Presupuesto 2017 volvió a escuchar la enérgica demanda de que se revisen los sueldos de unos 3,500 trabajadores.

Los asistentes a la consulta, que se realiza previo a la formulación del Presupuesto del próximo año y que se debe aprobar a más tardar el 30 de diciembre, llevaron pancartas y además de exponer en micrófono la solicitud, entregaron un documento de tres páginas tamaño legal, donde exigen que se revisen los salarios de los trabajadores y que en 2017 se les asigne un reajuste del 30 por ciento.

“Desde que la alcaldesa de Managua (Daysi Torres) tomó posesión, hasta la fecha no ha habido ningún tipo de reajuste salarial para los trabajadores de la Alcaldía. En el año 2008, bajo la administración del ingeniero Dionisio Marenco, se nos otorgó el 20 por ciento de reajuste salarial”, recordó Francisco Martínez, secretario general de laFederación de Sindicatos de Trabajadores de la Comuna de Managua (Festracoma).

Atrás quedaron los años en que los dirigentes sindicales representaban una presión para quien ocupaba la silla de la comuna, al paralizar sus labores y realizar huelgas prolongadas y violentas que concluían hasta que cumplían lo solicitado.

Para desestabilizar administraciones anteriores se tomaban los planteles, quemaban llantas y paralizaban labores, teniendo el control total de estos hasta que salía humo blanco de las protestas.

Los trabajadores que participaron en el cabildo de los sindicatos se sienten menospreciados por las autoridades de la Alcaldía de Managua. LA PRENSA/C. VALLE

Sube presupuesto

Aunque el salario de los vigilantes, operarios de maquinaria y recolectores de basura están congelados desde 2008, cada año ha incrementado el techo presupuestario. Los funcionarios de la administración de Torres constantemente repiten que antes de ellos el porcentaje del gasto de capital era casi el mismo del gasto corriente y que ahora el 70 por ciento del presupuesto es de inversiones y apenas el 30 por ciento de gastos para operar.

El concejal Walter Espinoza, de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y miembro de la comisión especial, lamentó que no sea una prioridad revisar el salario de los obreros de la comuna, porque las obras que se ven en la ciudad son desarrolladas por ellos.

“Hay que seguir luchando y que no venga la Alcaldía con una limosna, que no venga a engañar con un bono a ese trabajador, porque ya es casi una década de demanda”, sostuvo Espinoza.

Punto de reunión

El cabildo con los sindicatos de la Alcaldía de Managua duró más de una hora y se realizó en el Auditorio Miguel Larreynaga, de la municipalidad. A este no se le permitió el ingreso de los medios de comunicación.

Operarios de limpieza de calles, recolección domiciliar, mecánicos, electricistas, inspectores, conserjes, vigilantes internos y secretarias son algunos de los cargos que, según sindicalistas, deben ser nivelados con el salario.

Aproximadamente 150 personas participaron en el cabildo de los sindicatos, al que no asistió el vicealcalde Enrique Armas, porque visitaba la construcción del estadio de beisbol.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: