Nicas producen y consumen más bebidas alcohólicas

La producción ha acelerado su crecimiento, generando más ingresos fiscales. El aumento es impulsado por el consumo local, lo que se atribuye a la desocupación e ingreso de más remesas

bebidas alcohólicas

La producción de bebidas alcohólicas ha crecido 15 por ciento en lo que va del año, según los datos oficiales. LAPRENSA/ARCHIVO

La producción de bebidas alcohólicas ha crecido 15 por ciento en lo que va del año, según los datos oficiales. El Índice de Volumen de Bienes Industriales, publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN), muestra que hasta agosto pasado la producción de esas bebidas alcanzó 266.1 puntos, mientras que en 2015 cerró con un promedio de 229.7.

Si se compara con los últimos siete años puede comprobarse que la producción se ha disparado 69 por ciento en 2016 versus 2009.

La diversificación en la producción y crecimiento de locales comerciales son factores que están empujando al aumento en la producción de bebidas alcohólicas, según la Cámara de Industria de Nicaragua.

El Índice establece como base 1994, año al que se asigna un puntaje de 100. Desde entonces la producción se ha multiplicado 166.1 por ciento.

Este crecimiento se atribuye al incremento en el consumo local, pues las exportaciones de estas bebidas han caído.

En el caso del ron, su volumen de ventas al exterior ha caído 3.9 por ciento entre el 1 de enero y el 17 de noviembre de este año, en comparación con igual período del año pasado. En valor la merma en el ron es de 10.7 por ciento, lo que significa que Nicaragua dejó de percibir 1.50 millones de dólares, reflejan las estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

Juan Carlos Amador, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), asegura que “desde el 2001 ha sido un sector que ha venido en constante crecimiento, es una industria bien posicionada (…) se atribuye al aumento del consumo interno y al crecimiento de llegadas de turistas al país, lo que ayuda que haya mayor consumo”.

Sergio Maltez, presidente de Cadin, afirma que “los mercados externos son marginales. Este sector aportó durante el 2015, alrededor de 37 millones de dólares a la economía del país” mediante exportaciones.
Por su parte, el director ejecutivo de Cadin recuerda que el mercado centroamericano es de los que más absorbe bebidas alcohólicas elaboradas en Nicaragua.

“En primer lugar se ubica Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá, son los países que más demandan los productos de bebidas alcohólicas”, dijo Amador vía telefónica.

Más impuestos

Otra evidencia de que el consumo interno es lo que empuja la producción de bebidas alcohólicas es que cada año el Gobierno recibe más dinero en concepto de Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) por estas, según reflejan las estadísticas del BCN con base en información de la Dirección General de Ingresos.

En 2015 las recaudaciones por venta de aguardiente y rones registraron un crecimiento de 14.62 por ciento, al pasar de 230.4 millones de córdobas en 2014 a 264.1 millones en 2015.

Y entre enero y agosto de este año se registran 212.2 millones de córdobas en recaudación de ISC por aguardiente y ron, un 27.75 por ciento más que en igual lapso de 2015, cuando aportó 166.1 millones de córdobas en impuestos.

Por su parte, en 2015 las cervezas reportaron una generación de ingresos en concepto de ISC por 1,370.5 millones de córdobas, 15.78 por ciento más que en 2014.

En los primeros ocho meses de 2016 las cervezas aportaron 959.5 millones de córdobas en ISC, 10.54 por ciento de incremento en comparación con igual período de 2015, cuando generaron 868.04 millones de córdobas en ese impuesto.

PortActivos26octN2

Desocupación influye

Para el sociólogo y economista Cirilo Otero, este crecimiento en la producción y consumo de bebidas alcohólicas va ligado al aumento de la oferta de bebidas de precios más bajos. “Ahora la gente compra bebidas de bajo costo y las mezclan con otra para obtener el sabor de un ron de muchos años sin gastar tanto dinero”, aseguró.

El sociólogo añade que otro factor que incide es la falta de alternativas de ocupación laboral. “Eso les da pauta para que se reúnan en casas con los amigos a tomar, en los mismos parques o en los locales”, continúa Otero.

Remesas aportan

A criterio del sociólogo Cirilo Otero, el incremento en el flujo de remesas familiares hacia Nicaragua incide en mayor consumo de bebidas alcohólicas y por ende la mayor producción de estas. “Esta es una sociedad que recibe remesas, eso le permite tener el consumo de bebidas alcohólicas bastante desordenada”, afirma. En 2015 el país percibió 1,193.4 millones de dólares en concepto de remesas. Hasta junio de 2016 se han percibido 608.7 millones de dólares, según datos oficiales.

Alto consumo

El tercer lugar en consumo de alcohol en Latinoamérica lo ocupaban los nicaragüenses hasta 2012, según el estudio de Situación regional de consumo de alcohol y salud en las Américas, elaborado por la Organización Mundial de la Salud.

El promedio de consumo de alcohol por hombre es de 8.7 litros de alcohol anualmente en Nicaragua.

Una mujer puede consumir hasta 1.5 litros de alcohol por año en el país.

El primer lugar de consumo de alcohol lo ostenta Belice, donde el consumo promedio por varón es de 14.5 litros y 2.5 litros las mujeres.

Panamá es el segundo país de América con mayor consumo de alcohol, los hombres toman hasta 11.2 litros al año y las mujeres 4.7 litros.

La población que consume alcohol inicia alrededor de los 15 años de edad, apunta el estudio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: