Cenidh: Contramarcha “sería una estupidez”

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, está confiada de que el secretario general de la OEA; Luis Almagro, recibirá a los defensores de derechos humanos para escuchar de viva voz las denuncias.

contramarcha

Vilma Núñez, presidenta del Cenidh. LA PRENSA/E. ROMERO

Ante la posibilidad de una contramarcha por parte del oficialismo los días en que la población se prepara para salir a las calles a expresar su rechazo al proyecto del Canal Interoceánico y el fraude electoral el 30 de noviembre, que se realizará una caravana y una marcha el 1 de diciembre, la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, estima que «sería una estupidez más de este gobierno». Esto porque lo haría ante «un testigo tan calificado» como es el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien confirmaría lo que en más de una ocasión le han señalado de lo que ocurre en el país.

En similares términos se pronunció el secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, quien dijo: «sería una irresponsabilidad», que por ejemplo que sean sacados los grupos de choque como los motorizados pues «no queremos derramamiento de sangre ni muertos».

«Que no crea el gobierno que solo el primero (de diciembre) van a estar los ojos del secretario general Almagro aquí ya están. Almagro no se va a llevar una visión solo estando reunido con diferentes sectores el propio primero, ya debe tener engrosado toda la información que le llevó a presentar (al gobierno) un informe que no quiere hacer público», manifestó la presidenta del Cenidh.

Llamado a la tolerancia

Por su parte, el secretario Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva Sánchez, llamó a ambas partes a la tolerancia, para evitar resultados negativos.

Tanto el Cenidh, como la ANPDH y la CPDH, no solo esperan ser recibidos por Luis Almagro, sino que anuncian que brindarán acompañamiento a los ciudadanos que saldrán a las calles a expresar su descontento tanto el 30 de noviembre y el 1 de diciembre.

Lea también: Se viene ola de movilizaciones de diferentes sectores sociales

La presidenta del Cenidh afirmó que remitió una solicitud a la oficina de Washington y la sede de la OEA en Managua para ser recibidos por Almagro de la que aún no tienen confirmación pero, refirió que de ser recibidos por este le reiterarán el deterioro progresivo de los derechos humanos en Nicaragua y que de seguro fue lo que le motivó remitir un informe al Gobierno.

«Si la violación de los derechos humanos es una de las preocupaciones fundamentales del secretario general, tiene que escuchar de viva voz de quienes defendemos esos derechos, de quienes acompañamos a la gente en su autodefensa diaria de sus derechos humanos, no podemos estar ausentes yo pienso que nos tiene que atender», sostuvo la presidenta del Cenidh.

Núñez indicó que salir a expresarse el 30 de noviembre y el 1 de diciembre es un reto de cada ciudadano pues «es lo que más le mueve el piso a este Gobierno» y recordó que en el país nunca se ha marchado sin vencer obstáculos.

«Siempre han habido obstáculos y siempre se han vencido, nadie más que los campesinos y pobladores alejados de Managua para tener esa habilidad para sortear esos obstáculos», subrayó.

Leiva Sánchez se mostró esperanzado en que el secretario general de la OEA se reúna con las organizaciones defensoras de derechos humanos sin excepción. Y se inclina por el desarrollo de un diálogo nacional incluyente y donde puedan exponer una serie de violaciones a los derechos humanos en el país. Leiva Sánchez manifestó que en las próximas horas harán llegar a la sede de la OEA en Managua un informe sobre las recientes elecciones y una solicitud de que sean atendido.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: